La Justicia confirmó el procesamiento del fiscal Gonella por no investigar a Lázaro Báez

Fiscal-Carlos-Gonella

Lo resolvieron los miembros de la Sala II de la Cámara Federal. Los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah también confirmaron el procesamiento de su compañero Omar Orsi por el delito de prevaricato.

La Sala II de la Cámara Federal confirmó este mediodía el procesamiento del fiscal Carlos Gonella por no investigar al empresario Lázaro Báez. Los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah también confirmaron el procesamiento de Omar Orsi.

En su resolución, la cámara sostiene que a pesar de que la Procelac ya había comenzado una investigación sobre Daniel Pérez Gadín, Lázaro Báez, Fabián Rossi, Leonardo Fariña, Federico Elaskar y otras empresas presuntamente involucradas en lavado de dinero, «omitieron su inclusión en el dictamen presentado en el proceso penal y no propusieron la producción de ni una sola prueba dirigida en esa dirección». «Cuanto menos resulta llamativo que no hayan siquiera urgido las respuestas de las medidas pendientes», sostiene el fallo, y agrega, más adelante, que «llama la atención que pese a tratarse de un proceso en el que se investiga el delito de lavado de divisas y más allá de esa interrupción, la Procuraduría especializada en la materia no haya vuelto a efectuar en esa causa otra presentación relevante en las cuestiones técnicas que hacen a su materia de actuación».

En diciembre del año pasado, el juez Marcelo Martínez de Giorgi había ordenado procesar al titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y a su compañero Orsi por el delito de prevaricato. Ambos fiscales fueron acusados de no haber apuntado contra Lázaro Báez en el requerimiento de instrucción por lavado de dinero que habían presentado en cuanto comenzó la causa.

En 2013, cuando a partir de un informe del programa «Periodismo para Todos» explotó el caso que involucraba al empresario patagónico, Federico Elaskar y Leonardo Fariña, este cayó en el juzgado de Sebastián Casanello. El fiscal era Guillermo Marijuán. Pero como cuando le enviaron el expediente él estaba de licencia, su lugar lo ocupó Ramiro González.

En esos días, Gonella y Orsi siguieron de cerca la causa. Su monitoreo fue tal que, según cree la Justicia, lograron que Báez no sólo no fuera imputado, sino que ni siquiera fuera nombrado en la carátula del caso. La imputación original tan sólo incluía a Fariña y Elaskar.

En aquel entonces, Gonella explicó su posición en InfobaeTV: «Nosotros tuvimos este caso durante 48 horas. Iniciamos la investigación de oficio a partir del programa periodístico de Jorge Lanata. Pedimos toda la información de todas las empresas y personas mencionadas, entre las cuales estaban Lázaro Báez y sus hijos. Eso está documentado en el expediente. Una vez que tomamos conocimiento, remitimos la información que pudimos recolectar en esos dos días. Mantuvimos reuniones de trabajo con el fiscal que estaba entendiendo en ese momento, que era el doctor Ramiro González, que subrogaba al titular de la fiscalía, el doctor Guillermo Marijuán. Tuvimos reuniones con los secretarios de Marijuán, en la que expusimos nuestra opinión de que había que solicitar la indagatoria de (Federico) Elaskar y (Leonardo) Fariña en base a la información objetiva que había en el expediente. Contra ellos había elementos objetivos. Sin perjuicio de impulsar la investigación a todos los hechos ventilados en el programa de Jorge Lanata. En esa reunión no se dio ninguna directiva de excluir a Báez o de recortar la acusación«.

Unos días después Marijuán regresó de su viaje y cambió la imputación para incluir al empresario cercano al gobierno nacional. En aquel escrito, el fiscal expresó su «enorme sorpresa y desagrado» por las medidas que tomaron sus colegas.

«No logro comprender esta particular visión de una causa penal donde se tienen a la vista numerosas denuncias de todo tipo y color, programas televisivos de investigación, cámaras ocultas, etc., e, igualmente se hace un requerimiento limitado sólo a unos pocos reportes de operaciones sospechosas –ROS– que en modo alguno abarcan los sucesos denunciados en su totalidad». Marijuán dijo que «parece que las reuniones y cursos en el exterior de estos funcionarios, supuestamente especializados en el tema del lavado de dinero, no han resultado suficientes todavía para ilustrarlos sobre lo que es una pesquisa de esta naturaleza», señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *