La gente recibe medicamentos gratuitos sin saber su procedencia

De acuerdo a un informe de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), el 95 por ciento de las personas acepta los medicamentos gratuitos que le ofrecen en la vía pública sin cuestionar su origen ni contenido. Los datos surgieron luego de un simulacro realizado por la entidad en ocho puntos de la ciudad de Buenos Aires. A partir de esto, llevarán a cabo una jornada de concientización sobre el uso racional de los medicamentos.

Según los datos arrojados por un relevamiento que realizó la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), el 95 % de las personas que recibe medicamentos gratuitas en la calle no pregunta sobre su procedencia ni componentes, mientras que ninguno pregunta por la “acción, dosificación, efectos adversos ni laboratorio fabricante”.

Las encuestas se llevaron a cabo en ocho puntos de la ciudad de Buenos Aires, donde la entidad montó un operativo puestos especiales en los que se le daba un medicamento gratis a los peatones, quienes lo recibían y no efectuaban preguntas y que al abrir el paquete se daban cuenta que contenía un caramelo.

La simulación puesta en marcha por COFA tuvo el objetivo de demostrar cuáles eran las reacciones de la gente ante una muestra gratis de un remedio y advertir los peligros que implica vender medicamentos en la vía pública, sin el aval de un farmacéutico.

A raíz de los datos de la encuesta, COFA organizará una jornada de concientización sobre el uso racional de los medicamentos que se realizará el miércoles próximo de 9 a 12, en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña con la asistencia de profesionales del àrea de la salud y legisladores.

COFA puntualizó que el 95% de las personas que se llevaron la muestra no consultó de qué se trataba el producto ni sus componentes y del 5% que sí preguntó, el 80% eran adultos mayores de 40 años.

Ningún menor de 30 años consultó qué era lo que recibía.

La entidad remarcó que «nadie consultó sobre su acción, la dosificación, los efectos adversos o cuál era el laboratorio fabricante y un 2% se acercó para pedir más.

De este grupo, en su gran mayoría se trataba de personas mayores de 65 años».

Sólo el 1% se mostró indignado por el hecho de que se estuviera distribuyendo un medicamento gratuitamente en la vía pública. En un solo lugar
(el Puerto de Frutos de Tigre) las autoridades se acercaron, luego de seis horas, para averiguar de qué se trataba el evento.

La entidad que agrupa a la mayoría de las farmacias del país aseguró que de acuerdo a los datos relevados «se puede concluir que el espacio público está descontrolado ya que se puede repartir y vender cualquier cosa».

Además, añadió que «el 100% de la gente confía en un control inexistente, no hay conciencia del riesgo de adquirir medicamentos en cualquier lugar y tampoco sobre los riesgos que implica la toma de un medicamento sin indicación profesional».

La COFA manifestó que en el país «se estima que hay más de 100.000 internaciones al año por mal uso de los medicamentos y que el 11% de todos los casos de insuficiencia renal terminal es atribuida al consumo de analgésicos».

La entidad remarcó que «el 40% de los casos de hemorragia digestiva alta son atribuibles a la aspirina y al resto de los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno o el paracetamol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *