La FESITCARA inicia plan de lucha que culminará con un paro nacional de 72 horas

Los gremios de la carne resolvieron este martes un plan de lucha de alcance nacional en el marco del conflicto con el gobierno por la delimitación de zonas de actuación y la disputa con empresarios por un convenio colectivo y un aumento salarial de emergencia.

La decisión fue aprobada durante un plenario de dirigentes y delegados de todo el país realizado en la sede de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne de la República Argentina (FESITCARA) en Capital Federal.

La organización sindical responsabiza al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, por el agravamiento del conflicto, al entender que la problemática de representatividad con la otra federación gremial podría resolverse de inmediato a través de una delimitación de las zonas de actuación sindical con la aplicación de la legislación vigente.

El otro punto que aceleró el llamado a medidas gremiales fue la negativa de las cámaras patronales a negociar un convenio colectivo y a iniciar una negociación de revisión salarial dada la disparada de la inflación y las consecuencias sobre el poder adquisitivo de los trabajadores.

«Fuimos pacientes y apostamos al diálogo en todo momento, pero las negociaciones están totalmente acabadas. El ministro Sica se había comprometido y no dio ninguna respuesta», lamentó Pedro Lacuadra Montiel, secretario adjunto de la FESITCARA.

Sobre la necesidad de reactualizar los salarios de la actividad, el dirigente de la Carne señaló que desde la Federación ya se intimó a los empresarios para reabrir una mesa de diálogo, sin obtener respuestas favorables a los requerimientos de los trabajadores.

Ahora, tras el vencimiento de la conciliación obligatoria, los gremios de la carne lanzaron un plan de medidas de fuerza que comenzará en las próximas horas con retención de tareas en todos los frigoríficos exportadores y culminará con un paro de 72 horas, con fecha a definir.

La federación aclaró que las acciones gremiales afectarán sólo al sector exportador, dejando fuera de alcance a los frigoríficos consumeros que en su gran mayoría afrontan situaciones críticas con procesos preventivos de crisis en curso.

Por otro lado, se debatirá en asambleas locales la realización de una gran movilización a la Secretaría de Trabajo para exigir una solución en el conflicto por representatividad que mantiene con la otra Federación gremial del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *