La Educación de Luto

4 de abril de 2007, Neuquén. Carlos Fuentealba es asesinado a quemarropa durante la desconcentración pacífica tras un reclamo docente.

2 de agosto de 2018, Buenos Aires. Sandra Colomano y Rubén Rodríguez son asesinados por la desidia estatal, en la explosión de una garrafa en la Escuela 49, de Moreno.

17 de septiembre de 2019, Chubut. María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz, mueren después que el automóvil en que viajaban volcara, por circunstancias no aclaradas, en la ruta nacional número 3, a la altura del paraje Uzcudum, hacia el sur de Chubut.

Habían viajado desde Comodoro Rivadavia para participar de la movilización que los docentes chubutenses realizaron en Rawson, ese mismo martes al mediodía, para reclamar el pago de salarios, con una deuda, en algunos casos, de hasta seis meses, el reconocimiento del aumento de la paritaria, y el restablecimiento pleno de la obra social, entre otros reclamos.

En el recuerdo de sus compañeros, eran docentes muy comprometidas, de mucha lucha, dentro y fuera del aula.

Antonela, hija de Jorgelina Ruíz Díaz, escribió en las redes sociales: «Desde 2005 en la lucha, exigiendo lo que corresponde. Quería ser docente y tenía que explicar que su vocación no pagaba las cuentas, quería estar en el aula y vivir dignamente, algo tan básico! ¿Qué son estos tiempos en qué hay q defender lo obvio? Mi mamá no vuelve al aula nunca más. Hasta eso le sacaron. Y a nosotros nos sacaron a nuestra mamá. Tu lucha sigue viva para siempre. Te amo con todo lo que soy”.

Jorgelina Ruiz Díaz tenía 52 años, su lucha fue lograr que los docentes estén mejor, en su sueldo, pero también en sus condiciones de trabajo. Participaba en el gremio con la misma fuerza que en sus clases de Lengua en la nocturna para adultos, Escuela 738. Tenía cuatro hijos.

María Cristina Aguilar tenía 55 años, daba clases de Economía. Tenía dos hijos. En poco tiempo iba a jubilarse, ya tenía los años de servicio y el régimen docente de Chubut permite hacerlo a los 55 años.

Carlos, Sandra, Rubén, Jorgelina y María Cristina, dieron su vida para que todos los docentes tengamos condiciones dignas de trabajo, y un salario que nos permita vivir con dignidad. Como expresó Antonela, son tiempos de luchar y defender lo obvio.

Nos solidarizamos con las familias y compañeros de María Cristina y Jorgelina, y con la Comunidad Educativa en general, de la provincia de Chubut, y de nuestro país todo. ¡Hoy, TODOS debemos defender la Educación Pública! ¡La Educación es un Derecho, no un Negocio!

¡María Cristina y Jorgelina, Presentes! ¡Ahora, y Siempre!

¡Sandra y Rubén, Presentes! ¡Ahora, y Siempre!

¡Carlos Fuentealba, Presente! ¡Ahora, y Siembre!

¡Que tu voz y tu marcha se alcen en defensa de la Escuela Pública!

¡No caímos, a la Escuela Pública, orgullosos la elegimos!

 Lic. Matías Ruiz

+54 911 3331 8638

web@concienciasolidaria.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *