“LA DEUDA INTERNA DEL PRESIDENTE ARGENTINO”

Emanuel-CafureHan pasado demasiados años en nuestro país, durante  los cuales,  los trabajadores y jubilados, hemos sido como siempre la variable de ajuste del gobierno de turno.
Muchos políticos que han pasado por la Presidencia de la Argentina,  nos han  usado demagógicamente  en sus discursos pre electorales, pero  una vez en el poder, muchas veces nos han dado la espalda y en otras oportunidades han hecho oído sordos a nuestros legítimos reclamos.
En los últimos años, hemos padecido dolorosamente,  las consecuencias de una elevada inflación de dos dígitos (que viene destruyendo  nuestro poder adquisitivo, debido a que en la práctica, la mayoría de las paritarias quedaron por debajo de la inflación), influenciada por las constantes especulaciones que han llevado adelante  muchos formadores de precio también.
Se pretendió asimismo en muchos casos,  ponerle techos a las paritarias (constituyendo esta situación) otra forma de ajustar nuestra economía familiar, al ir  en la práctica, los salarios por las escaleras y la inflación por el ascensor.
Se viene aplicando además,  el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores y jubilados, que en la práctica es otra forma de ajuste a los activos y pasivos.
Cuesta entender en este caso,  donde está la  ganancia en el caso de los activos, cuando los trabajadores   percibimos una remuneración por nuestro trabajo; como así también cuesta entender,  donde está la ganancia en el caso de un jubilado, que en definitiva está percibiendo sus ingresos que surgen de años y años de aportes jubilatorios.
Es tan incoherente el Régimen Tributario de la Argentina en relación a ganancias, que en  nuestro país,  sí paga ganancias un empleado bancario y pero increíblemente no paga ganancias el Banco (que sí  tiene ganancias millonarias) en el que el mismo trabaja.
La aplicación actual de este impuesto, es una clara  forma de injusticia social,   porque va en detrimento del pueblo trabajador y de los jubilados.
Es vergonzoso por otro lado,  observar el monto de las jubilaciones mínimas nacionales (ingresos que no alcanzan a cubrir el monto de la canasta básica alimentaria).
Excepto el plan Procrear que fue una buena medida del gobierno anterior (por sorteos), no existen en el país,  otros planes de vivienda sociales llevados adelantes por la Nación o en nuestro caso en Córdoba,   para quienes  sí podemos y  queremos pagar nuestra casa, condenándonos  así a millones de argentinos, a  ser eternos inquilinos.
En época electoral, los presidenciables nos usan en sus plataformas electorales,  prometiéndonos todo lo que necesitamos,  y luego, una vez en el poder,  no cumplen nada de lo que se comprometieron a hacer por nosotros, casi  riéndose en nuestras caras.
Ya no hay tiempo más para el verso político y la improvisación,  en nuestro país.
Es hora de que el Presidente, comience a gobernar para todos los ciudadanos, incluyendo de una vez por todas,  a los trabajadores y jubilados también,  en sus políticas de mejoras sustanciales.
Es necesario, que el actual gobierno nacional, no reitere las viejas recetas neoliberales de ajustes  que venimos padeciendo desde el retorno de la democracia a la fecha,  en cada uno de los gobiernos que han estado en el poder, que  de una u otra forma se llevaron  adelante.
Es obligación del actual gobierno y fundamentalmente de todo el Congreso Argentino en su conjunto, que se lleve adelante una profunda reforma del actual Régimen Tributario Argentino, y que se elimine definitivamente la categoría cuarta del impuesto a las ganancias, un  tributo injusto,  nefasto, confiscatorio y claramente neoliberal. Basta de seguir con actualizaciones del mínimo no imponible o de las escalas. El salario y la jubilación no son Ganancia.
Es obligación del actual gobierno, poner en práctica un verdadero plan anti inflacionario, para que los ciudadanos argentinos,  recuperemos nuestro poder adquisitivo perdido,  y que se contribuya a lograrse nuevamente el ascenso social  de los ciudadanos, fundamentalmente,  el de los más pobres.
Es obligación del actual gobierno, que no se intente ponerle nuevamente el techo de las paritarias.
Es obligación del actual  gobierno,  trabajar para que se les  pague el 82% móvil a todos los jubilados argentinos, y que se vuelvan a destinar los fondos de los jubilados para los jubilados, es decir, para  que  nuestros abuelos puedan vivir con jubilaciones realmente dignas, y que en la Argentina ser jubilado, deje de ser  un castigo.
Es obligación del  actual gobierno, trabajar en un ambicioso plan de viviendas sociales, para que trabajadores y jubilados,  puedan acceder a su vivienda familiar (derecho constitucional).
Es obligación del actual presidente, trabajar para que los trabajadores y jubilados argentinos, volvamos a vivir dignamente.
 
CARLOS EMANUEL CAFURE
Delegado del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *