La Corte confirmó el sobreseimiento a policía acusado de “gatillo fácil”

Corte-Suprema2La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme el sobreseimiento de un policía acusado de la muerte de un joven de 16 años en un caso que la familia de la víctima considera de «gatillo fácil». Los allegados a la víctima aseguraban que “quedó involucrado” en una persecución “porque vivía en la villa” 1.11.14 y se encontró “en el lugar por el que emprendieron la fuga los responsables” de un robo.

La Corte Suprema de Justicia dejó firme el sobreseimiento de un policía acusado de la muerte de un joven de 16 años, identificado como Héctor David Herrera, alias «el zurdito», en un caso que la familia de la víctima considera de «gatillo fácil», al rechazar un último recurso presentado contra la resolución que lo sobreseyó, informaron hoy fuentes judiciales.

Los ministros Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Enrique Petracchi y Carmen Argibay dejaron firme la resolución de la Sala Primera de la Cámara Federal de Casación Penal, que avaló el fallo de la Sala Primera de la Cámara del Crimen que confirmó el sobreseimiento del policía el Cabo Alejandro Luzusain Albarracín, dictado en primera instancia por el juzgado de instrucción 20.

Según constancias del expediente, en la madrugada del 16 de abril de 2004 “dos individuos interceptaron la marcha de un rodado que circulaba por la avenida Perito Moreno, se apoderaron de las pertenencias de quienes viajaban en él y, al advertir el arribo al lugar de personal policial, emprendieron la fuga hacia el interior de la villa 1.11.14, tras efectuar uno de ellos disparos contra los preventores”.

El procurador general adjunto Luis González Warcalde afirmó que «en ese momento se habría agregado a quienes huían un tercer individuo”, y que en la persecución, “al llegar a un descampado, luego de atravesar un pasillo de la villa, y tras otro intercambio de disparos, cayó herido mortalmente uno de los perseguidos, de dos tiros en la espalda”.

La familia del joven muerto afirmó que éste «no habría tenido ninguna participación en el hecho que dio lugar a la intervención policial”, sino que “quedó involucrado en la persecución porque vivía en la villa y ocasionalmente se encontraba justo en el lugar por el que emprendieron la fuga los responsables del robo”.

No obstante, la Justicia rechazó en todas las instancias que se haya tratado de un caso de «gatillo fácil» y confirmó el sobreseimiento del policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *