La autopsia determinó cómo murió la embarazada en el hotel alojamiento

Carolina Medina, de 25 años, transitaba el séptimo mes de gestación cuando apareció sin vida en una habitación de un albergue transitorio en Florencio Varela.

La joven embarazada que fue encontrada muerta el pasado sábado en un hotel alojamiento de Florencio Varela, murió desangrada producto de las severas lesiones que presentaba en el aparato urinario, digestivo y reproductor.

Carolina Medina fue hallada cerca de las 14.30 luego de que Norberto García, el hombre con el que llegó al hotel, la abandone en el lugar escapándose raudamente en su auto y llevándose por delante la barrera del estacionamiento. García es el único detenido.

En un primer momento, los investigadores hablaron de un juego sexual que se fue de los carriles normales, ocasionando las serias lesiones.

También, sospechan que la mujer pudo haber accedido pero por la violencia de las lesiones, luego pudo haber sido sometida sin su consentimiento.

Las heridas fueron ocasionadas por un objeto contundente y se estima que pudo haber sido usada una botella de cerveza que pidieron al ingresar pero que no estaba en el lugar cuando llegó la policía.

«Shock hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal», dice el informe según Clarín. También se encontró en el lugar una bolsa con un polvo blanco que sería cocaína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *