Junín: Oscar Romero expulsado por el Congreso del SMATA

  No sólo se va a quedar sin la banca en el Congreso el próximo 10 de diciembre cuando termine su mandato como diputado nacional, sino que además, desde el viernes no pertenece más al SMATA, de donde fue expulsado por el Congreso de delegados, junto al secretario general de la Seccional Junín, Alberto Fiori.

El “Viaje del millón”, investigación publicada en la edición impresa de Semanario de Junín el 26 de noviembre de 2016, fue el puntapié inicial para el derrotero del abogado juninense, que muchas veces “chapeó” con el cargo de secretario de relaciones institucionales del gremio mecánico.

No sólo se va a quedar sin la banca en el Congreso cuando dentro de menos de un mes termine su mandato como diputado nacional. Desde ayer, además, ya no pertenece a SMATA, gremio que lo vio nacer políticamente, y donde cumplía funciones como secretario de Relaciones Institucionales, porque fue expulsado en un Congreso de delegados que se desarrolló en Capital Federal.

Punto final para una controvertida historia, que tuvo su punto más álgido en septiembre, cuando después de un allanamiento realizado en la obra social del gremio, a partir de una denuncia del propio Romero por el supuesto faltante de 300 millones de pesos, la conducción nacional emitió un comunicado oficial y selló el destino del generoso diputado juninense.

Ahora, el dirigente está pagando el precio de haber participado con Randazzo en las últimas elecciones (ocupó el cuarto lugar en la lista de candidatos a diputados y no ingresó), sin el visto bueno de Ricardo Pignanelli, secretario general de los mecánicos.

Como si todo esto fuera poco, a Oscar Romero también le “cortaron” la pierna local en el gremio: el primer punto de los temas tratados por el Congreso nacional, también incluyó la expulsión del secretario general de la Seccional Junín de SMATA, Alberto Fiori, el carniza de confianza del abogado.

No todo fue malo: los líderes del gremio mecánico también trataron puntos de relevancia para la organización, aprobando por unanimidad lo gestionado por la conducción hasta la actualidad, incluyendo la memoria y balance del gremio y de la obra social.

Romero es diputado desde 2013 por un acuerdo entre SMATA y el gobierno cristinista. Pero en febrero de 2016 fue una de las cabezas junto a Diego Bossio del gran cisma que debilitó al FpV en Diputados, causando la ira K. El bloque Justicialista quedó con 16 diputados (varios responden a los gobernadores del PJ) y se articuló con el massismo en los acuerdos amplios con Cambiemos, que permitieron sacar las leyes principales, como el endeudamiento, la supuesta reparación histórica a los jubilados y el pago a los Fondos Buitres, entre otras normas, que impactarán negativamente a los argentinos por muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *