José Pincheira, de provocador a cobarde troll

En la «guerra» de las redes sociales, algunos de los «soldaditos» sin argumentos como el caso de un supuesto José Pincheira, que no se puede comprobar si es su verdadera identidad o si existe, gracias a la falta de controles que tiene Facebook para con algunos usuarios.

Desde que Marcos Peña en su política de difusión, optó por gastar millones de pesos en las redes sociales, miles de perfiles truchos gozan de impunidad, curiosamente, los afines al macrismo pueden hostigar, insultar y perseguir etiquetando a otros usuarios, pero cuando se quedan sin argumentos denuncian los comentarios de sus víctimas y Facebook sin revisión alguna seria aplica sanciones o elimina los comentarios que no son del agrado de los trolls.

Así las redes controlan a usuarios, suelen pedir incluso copia del DNI para verificar que se trata de una persona real, pero se encuentran perfiles y hasta páginas que promocionan delitos, pedófilos, venta de vehículos robados y más.

El señor en cuestión es una muestra de uno de los activos trolls que mo duda en perseguir a usuarios que critican al gobierno, basta publicar un comentario criticando una medida para que este impresentable comience a etiquetar, insultar, descalificar y hostigar, cuando las respuestas le llegan o bien pide al administrador del grupo elimine al usuario o denuncia falsamente a Facebook las respuestas que no son de su agrado,

Esperemos que cuando vean su imagen sepan a qué se dedica este troll que deja mal parados al gobierno de Mauricio Macri al confirmar que existen troll, pero peor no tienen capacidad de debate ni argumentos, también quedan mal parados los evangelistas con alguien que dice Amén, pero luego agrede a mujeres principalmente, con los hombres prefiere ser la víctima.

Es poco serio Facebook cuando acepta denuncias de comentarios efectuadas por perfiles truchos y más cuando no hay un correlato entre el comentario entre si es una respuesta a una agresión previa.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *