Hernán Doval el dirigente Chaski Boom

   Hernán Doval es un político y gremialista afortunado, los cargos que ha ocupado y ocupa más que ganarlos le cayerón por el solo hecho de saber dónde pararse y por ser un buen segundo que cumple la regla del macrismo por eso de ser invisible.

Comenzó a tirar algunas “bombitas” cuando le tocó asumir como secretario general del STMA, donde ya no estaba el Cholo García para poner la cara en todo aunque desde la Federación FESIMUBO es quien realmente maneja los hilos del sindicato a pesar de que Doval ahora tenga más protagonismo.

El enfrentamiento con el intendente Jorge Ferraresi es un acto heredado por Hernán y como tal no ha incorporado al reclamo situaciones nuevas, esas de las que un buen sindicalista debe estar informado y por las que debe pelear, no solo por los salarios que en definitiva las mejoras también benefician al sindicato porque también sube la cuota de afiliado.

Por estos días, Ferraresi inauguró en la Costa de Villa Domínico el Eco Punto o Reserva econlógica, para lo cual se necesitó de nuevos empleados municipales que cumplan sus tareas en el lugar, lo curioso, es que quienes son una especie de “guarda parques” en este caso las remeras solo dicen GUARDA, a contrario del uniforme que utilizan en cualquier lugar lo hacen en jeans, zapatillas o calzados que no son los mejores para esos sitios y mucho menos los indicados en lo que a seguridad laboral se refiere.

Si tenemos en cuenta que la reserva es natural, donde existen irregularidades en el terreno y una variedad de víboras, alimañas y otras especies, caminar en zapatillas o calzados urbanos es exponer a los trabajadores a accidentes, curiosamente desde el STMA no he leído reclamo alguno por las condiciones laborales y el equipo de seguridad de quienes allí trabajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *