Grindetti, Molina y González ¿son o se hacen?

En la prolongada campaña política que lleva adelante CAMBIEMOS, obligados para sostener la intención de votos de los que los eligieron por repudio al gobierno anterior y no por convicción de que son los más aptos para gobernar, volvieron a reunirse los intendentes Grindetti (Lanús), Molina (Quilmes) y González (senadora con múltiples denuncias) para inaugurar la puesta en valor de Camino General Belgrano y Lynch.

Las obras eran necesarias y es cierto que los gobiernos anteriores dejaron una deuda con los vecinos y quienes transitaban la zona.

Sobre la finalización de las obras, el jefe comunal Grindetti, apuntó: «Trabajamos muchísimo junto a la Gobernadora Vidal, a quién quiero agradecerle, para lograr que esta avenida tenga sus nuevos pavimentos y veredas», y continuó: «A partir de ahora los vecinos de Lanús, Avellaneda y Quilmes podrán, después de muchos años de olvido, disfrutar de transitar por un Camino General Belgrano más ordenado y seguro».

Por otro lado, la senadora nacional, Gladys González dijo: «Esto demuestra que hay un gobierno comprometido que gobierna para todos y que trabaja día a día para darle mejor calidad de vida a todos los vecinos de la provincia». En consecuencia, Martiniano Molina, Intendente de Quilmes, comentó: «A través del trabajo conjunto pudimos concretar esta obra tan importante que incluye desagües pluviales, refugios modernos, nuevas dársenas de colectivos, veredas, sendas peatonales y semáforos, para que la gente circule mejor y más segura”.

En estas declaraciones radica el ¿es o se hacen?, porque resulta innecesario afirmar cuestiones que no tienen nada que ver con la realidad que viven en el día a día los vecinos de los municipios mencionados, Lanús, Quilmes y Avellaneda, afirmar que ahora los vecinos van a circular mejor y más seguros es de una estupidez supina, porque justamente la intersección de Camino General Belgrano y Lynch es la ruta elegida por los delincuentes que fugan e ingresan a los municipios que tienen sus límites en la confluencia de calles y avenidas.

La política vieja, básica, de manual es la que aplica CAMBIEMOS, cuando justamente proponían un cambio, ¿de qué sirve un semáforo si al detenerte te roban y hasta te pueden matar?, de que sirve una obra si los vecinos tienen que caminar lejos de esas paradas por el miedo a los robos, señores políticos, ustedes no entienden nada y para peor, han delegado las políticas de seguridad en gente que entiende menos que ustedes.

Esa postura de pretender encubrir el clientelismo apoyado en medios mercenarios que desinforman a los ciudadanos no dura mucho, ustedes pueden mostrar muchas fotos y videos con un arreglo periodístico, pero la realidad supera a la ficción, Lanús y Quilmes siguen con un índice delictivo elevado, obvio con una cobertura de los medios que evitan publicar todas las muertes por la inseguridad, pero en cada barrio, en cada municipio los vecinos saben la verdad.

No es muy difícil mejorar la seguridad, es cuestión de trabajar, de delegar en gente que sepa no solo hacer política y mentir en las reuniones con vecinos, es necesario entender cuáles son los focos en los que hay que trabajar para que entonces sí, las obras puedan ser una mejora en la calidad de vida de los vecinos, basta de shows políticos, hagan política en beneficio de los ciudadanos y no de la imagen de ustedes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *