Gerli: Vecinos furiosos con el destacamento policial

   Vecinos del barrio de Gerli se encuentran furiosos con el pésimo funcionamiento del destacamento policial ubicado en las calles Heredia y Reconquista, una seguidilla de robos a metros del destacamento y en cualquier horario están generando un malestar que crece con cada hecho nuevo que se conoce y las respuestas que dan los efectivos allí ubicados, muchas de estas mientras están charlando o comiendo.

Hace unos 15 días, las cosas se pusieron complicadas para los vecinos de Gerli, robos, daños y tiros al aire, han interrumpido la calma del barrio, un barrio que en líneas generales no pasaban estas cosas, mucho menos con la repetición de los últimos días, al contrario de lo que se esperaba, desde que está el destacamento policial, el delito no solo aumento, sino que se produce a metros del destacamento.

Allí, funciona un destacamento compartido por la Policía Local, Protección Ciudadana y en algún momento el Comando de Patrullas, con tantos policías interactuando en un mismo lugar uno puede creer que se encuentra más que seguro, pero ni bien uno concurre a pedir auxilio se encuentra con la realidad.

Se suele ver en la vereda del destacamento entre 5 y 7 patrullas estacionadas, hecho que los vecinos se han cansado de criticar por las redes sociales, hace una semana, efectivos de protección ciudadana, denunciaron a este medio entre otras cosas que de esos patrulleros solo estaba en condiciones de funcionar 1 y que estaba mal de frenos, además criticaron las condiciones laborales y el hecho de que ellos no pueden hacer nada ya que son empleados municipales y patrullan sin policía que los acompañe.

Por su lado los dos policías locales en el destacamento no supieron explicar por qué no funciona la cámara ubicada en Nazar y Tapalqué, famosa por no funcionar desde que la colocaron, allí mismo, bajo la cámara asesinaron motochorros a un vecino y se cometieron distintos delitos, también se excusaron de poder participar ante un hecho criminal ya que al ser solo dos, no pueden dejar el destacamento, conclusión tanto ellos como los de protección solo pueden llamar por teléfono y todo recae en los móviles del Comando de Patrullas, los que a la vez por estar recorriendo suelen llegar tarde, tampoco se los ve patrullar la zona como antes, lo que evidentemente demuestra que hay menos móviles recorriendo y por ende previniendo los delitos.

Mientras que por un lado el municipio asegura que las cámaras funcionan, que tienen mantenimiento e incluso que se han sumado más cámaras, la realidad es que en la zona cercana al destacamento no hay cámaras nuevas, la que está en Nazar y Tapalqué nunca ha funcionado y la que estaba en Sarmiento y Casacuberta hace tiempo fue retirada.

Todo apunta a una mala gestión de la subsecretaria de seguridad Mónica Girelli, el mapa que acompaña la nota contiene solo los hechos cercanos a la base, no son los únicos en la zona y tampoco están detallados los lugares donde los vecinos denuncian se venden drogas.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *