Fuga de un peligroso delincuente en el Servicio Penitenciario Federal

El delincuente era trasladado en una ambulancia hacia el hospital Durand cuando, en circunstancias que aún se investigan, se dio a la fuga, en momentos en que la sociedad reclama restricciones para peligrosos delincuentes en sus salidas.

Un peligroso delincuente que fue condenado a 30 años de prisión por ser el jefe de una banda de secuestradores se fugó esta mañana cuando era trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Durand del barrio porteño de Caballito.

Se trata de Hernán Javier Prola, quien había sido autorizado por el Tribunal Oral en lo Criminal 16 para ser llevado a ese centro asistencial, desde el penal de Marcos Paz, para efectuarse unos estudios.

El hecho ocurrió minutos antes del mediodía, cuando una ambulancia que había salido del Penal 2 de Marcos Paz con el detenido -identificado por las fuentes como Hernán Javier Prola, quien cumplía condena a 30 años por secuestro extorsivo en esa cárcel-, se movilizaba hacia el hospital Durand, situado en la avenida Díaz Vélez al 5000 de esta capital.

Patrulleros de la comisarías 11, 13 y 27 realizaban operativos especiales para localizar al convicto, quien habría sido visto por los testigos cuando fugaba hacia el Parque Centenario.

Los voceros explicaron que el preso, quien iba esposado a una camilla en la parte trasera del transporte, estaba acompañado por tres agentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF), uno de los cuales estaba asignado a la custodia personal, mientras que los otros dos cumplían las funciones de chofer y enfermero, respectivamente.

Pero al llegar al nosocomio los agentes que iban en la cabina de la camioneta descendieron, abrieron la puerta trasera, y advirtieron que sólo estaba el custodio, sin el recluso.

Según manifestó el agente encargado de su vigilancia, el delincuente logró zafarse de la camilla y se arrojó con la camioneta en movimiento en la calle Aranguren al 300, es decir tres cuadras antes de llegar al hospital Durand.

Acto seguido, los custodios comunicaron el hecho a la policía y acudieron al lugar agentes de la seccional 11 de la Policía Federal, quienes junto con policías de las comisarías 13 y 27 recorrían la zona para tratar de localizar al prófugo, quien fue visto por los transeúntes escapar corriendo hacia el Parque Centenario, ubicado a dos cuadras.

Los informantes revelaron que el agente del Servicio Penitenciario que estaba abocado a la custodia del preso en la parte trasera de la ambulancia quedó detenido y a disposición del Juez en lo Correccional Raúl García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *