Francia: Macron lanzó paquete de medidas económicas para calmar a «chalecos amarillos»

El presidente francés está bajo presión para calmar meses de protestas de los «chalecos amarillos» que han causado estragos semanales en el país. Anunció rebaja de impuestos y aumento de las pensiones más bajas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, prometió recortar los impuestos pero también afirmó que los ciudadanos de su país tendrán que trabajar por más tiempo al detallar su respuesta a los meses de manifestaciones antigubernamentales que han sacudido su autoridad.

Con casi dos años de mandato en su periodo de cinco, Macron está bajo presión para calmar meses de protestas de los «chalecos amarillos» que han causado estragos semanales en el país.

Una primera lista de medidas presentadas en diciembre por unos 10.000 millones de euros (11.130 millones de dólares) no calmó la ira entre los trabajadores de bajos ingresos.

Macron, quien ha luchado para sacudirse la etiqueta de «presidente de los ricos» después que redujo un impuesto a la riqueza a inicios de su mandato, dijo que quería un «importante» recorte de impuestos a la renta, que aseguró sería financiado cerrando lagunas legales para algunas compañías.

El gasto público también se reduciría y los franceses tendrán que trabajar por más tiempo para aumentar las contribuciones sociales, agregó.

Los recortes de impuestos, que llegan en momentos en que el país lucha por mantener a raya su déficit de presupuesto, tendría un valor de alrededor de 5.000 millones de euros. Las cifras de la OCDE muestran que Francia tiene la recaudación de impuestos más alta del mundo, equivalente a un 54 por ciento del Producto Interno Bruto.

«Tenemos que trabajar más, lo he dicho antes», afirmó Macron a periodistas reunidos en una sala dorada de en el Palacio del Elíseo, hablando detrás de un escritorio con las banderas «tricolor» de Francia y de la Unión Europea en los costados.

«Francia trabaja mucho menos que nuestros vecinos. Debemos sostener un debate real sobre este asunto».

Si bien entregó pocos detalles sobre sus propuestas, Macron descartó que las personas trabajen más por semana o reducir el número de sus feriados.

En cambio, aseguró que las personas necesitarían contribuir al sistema de pensiones por más tiempo, aunque dijo que no estaba a favor de extender la actual edad mínima de jubilación de 62 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *