Mariana-LlamazareLa joven, de 17 años, estaba desaparecida desde el pasado 10 de marzo. Fue vista por última vez durante la madrugada de ese lunes a las 3 de la mañana con un hombre identificado como Carlos Sosa, de 32 años, conocido como “Carrero”.La adolescente domiciliada en la calle Pedro Agrelo 2260, en el barrio conocido como El Triángulo de Don José, en el límite entre Claypole y Varela  regresaba de la casa de una amiga, cuando fue vista por última vez mientras hablaba con el  “Carrero”, quien tiene antecedentes por homicidio y violación. El sospechoso desapareció del barrio. A las 15 de ayer el cadáver semienterrado junto a ropas que la familia de Mariana reconocieron como de ella, fue desenterrado de un descampado de El Gringo entre el Indio y Santos Vega.

Pasadas las 15 horas de que se hizo presente en la seccional segunda de Florencio Varela el vecino Juan Victorino Dominguez, de 59 años dando cuenta que en un predio descampado delimitado por las calles El Gringo entre el Indio y Santos Vega su hijo Angel (9 años de edad) habría encontrado unos restos oseos. Hasta el lugar llegó el comisario de la seccional para certificar que en un montículo de tierra, de varios que se encuentran dentro del descampado, se visualizaba un cráneo humano con algunas piezas oseas alrededor, y el resto del cuerpo presuntamente enterrado.  De inmediato se le dio aviso a la fiscal Nuria Gutiérrez, titular de la UFIJ N° 04.

Con ello trajo aparejado un cerco para evitar que la prensa se acercara al lugar. Con la colaboración de de Defensa Civil municipal y los bomberos se comenzó a trabajar en la tierra con las respectivas excavaciones.  En poco mas de un hora fueron desenterrados los restos oseos y orgánicos humanos, los cuales fueron depositados en bolsa.  Y con ellos también se colectan las prendas de vestir que estaban en el lugar: un par de zapatillas marca Adidas, de color negro, con tiras de color rosa con plataforma de aire, un pantalón de jeans de color azul oscuro, un cinto de tela de color rosa, y una prenda de abrigo de color beige, todo ellos envueltos en una manta de color claro. Fuentes de la Jefatura Distrital al mando del inspector Walter García, confirmaron a Varela al Dia al cierre de esta edición que esas prendas concuerdan con las que poseía al momento de su desaparición Mariana Llamazare (causante de Averiguación de Paradero de fecha 11-03-14 con intervención de la UFIJ n° 02 descentralizada de Florencio Varela).

La fiscal dispuso en el lugar que se efectúe un reconocimiento de las prendas habidas por parte de los familiares de la menor. Asi las cosas el Jefe Distrital y familiares de Mariana Llamazare (tios Luis y Javier Llamazare y tia política Sandra González), se hicieron presentes en la morgue de Ezpeleta. Alli  la familia las reconoció positivamente las prendas como de Mariana.. Mantenida nueva comunicación telefónica con la Dra. Al mismo tiempo la Jefa de los Fiscales, Clarissa Antonini ordenó que se proceda a la extracción sanguínea de la progenitora de la menor Mariana Llamazare para un análisis y posterior cotejo de ADN, que en principio se realizaría el dia de hoy y se espera que la Dra. Gutiérrez defina el laboratorio en que se realizara el cotejo.

LA BUSQUEDA      

La madre de Mariana, Mercedes Llamazare, (foto) relató que su hija fue vista por última vez el pasado lunes 10 de Marzo a las 4:00 de la madrugada cuando salía de la casa de una amiga, llamada Micaela, ya que iban a ir a bailar, pero finalmente desistieron. Además, agregó que la joven “era  epiléptica y tomaba a diario un medicamento para evitar las convulsiones llamado fenitoína. Mariana se cruzó camino a su vivienda, situada en la calle Paisano 2260 del Barrio Don José de Florencio Varela, con un conocido suyo de nombre Gastón, quien se encontraba hablando con otro sujeto en la intersección de las calles Paisano y Agrelo, ambos cartoneros.

Este último, según revelaron fuentes policiales a la agencia Noticias Argentinas se trató de Carlos Donnasosa, de unos 33 años, apodado “El Carrero” debido a que es cartonero y anda habitualmente con un carro. Este sujeto le pidió a Gastón que lo acompañara a vender unos sillones a esa hora -algo no habitual para realizar una transacción-, pero ante la negativa del otro joven se fue solo, según contó Gastón en una de sus tres declaraciones ante la Comisaría Segunda de Florencio Varela.

El joven, quien cambió tres veces su testimonio, contó que “El Carrero”, de quien los policías dijeron tiene antecedentes penales por robo, violación y homicidio, se puso a seguir a Mariana y él lo siguió con la mirada hasta que los perdió de vista. En tanto, una vecina que atestiguó en la seccional interviniente dijo que vio esa madrugada a la chica forcejeando con alguien a quien no pudo distinguir, pero que “llevaba bermudas color crema, una camiseta de fútbol y una campera”, contó la mamá de la adolescente en declaraciones al portal Precinto 56. Javier Llamazare, tío de la chica relató que el comisario a cargo de la seccional, Walter Marcelo Ruíz, les pidió “que no hablaran con la prensa por temor a que se escapara el sospechoso”, aunque a una semana del hecho no había ordenado ningún rastrillaje y el sujeto en cuestión desapareció. Los efectivos interrogaron a Cristian Donnasosa, hermano del principal sospechoso, mientras que una visita policial a la casa de la madre de “El Carrero” permitió descubrir que ese sujeto había dejado un bolso con una muda de ropa y sus documentos, como si se dispusiera a fugarse, algo que finalmente hizo.

La familia de Mariana empezó a investigar por su cuenta ante la falta de respuestas del comisario Ruíz y consiguió declaraciones que podrían ayudar a encontrarla. “Una persona de nacionalidad paraguaya que no quiere declarar ante la Policía nos dijo que este Carlos la tiene dopada y secuestrada en la Villa 1-11-14 e incluso un amigo de él la vio el mismo lunes a la mañana en la casa de ‘El Carrero’ como drogada”, contó Javier Llamazare, tío de la chica. Cuando la familia fue a contarle sobre estas pruebas al jefe de la Seccional Segunda de Florencio Varela comentaron que este les respondió: “Sigan averiguando datos y me avisan si tienen otros datos importantes”.

CONSTERNACION OFICIAL

Prensa Municipal: El intendente Julio Pereyra se refirió al hallazgo que realizó la Policía de la Provincia de Buenos Aires en un predio del barrio Don José de Florencio Varela,  donde efectivos policiales encontraron restos de un cuerpo que aún no fueron identificados y por el que investiga Justicia. “Lamentamos profundamente lo que sucedió, estamos muy consternado por este hecho tan lamentable que enluta a todos los varelenses. Esperamos los avances de la investigación judicial para dar con los responsables de este macabro hecho que no debe quedar impune.”,  lamentó Pereyra.

Fuente: Varela al día