Ferraresi y su Directora de Ética Pública y Transparencia Institucional fantasma

   Una vez más, Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda vuelve a mostrar su peor lado político, el designar a dedo y muy a su antojo a funcionarios que carecen de idoneidad o de ética para el ejercicio de la función.

Al escándalo por la designación de su hija como directora general en cultura, que tuvo exposición mediática por cuestiones políticas, más grave es la designación de la abogada Geraldine García como Directora de Ética Pública y Transparencia Institucional, con bombos y platillos por el mes de febrero el intendente anunciaba «Desde hoy, el estado municipal de Avellaneda intensifica el desarrollo de herramientas de control ciudadano, acceso a la información y ética pública.
“Hoy damos un paso más para seguir mejorando la gestión pública, como siempre lo hacemos, de cara a la sociedad”, expresó Ferraresi tras la firma del Decreto 460/17″

Personalmente fue una sorpresa la medida del intendente Ferraresi, teniendo en cuenta que nunca respondió a ninguna de las requisitorias que se le presentó formalmente invocando justamente el acceso a la información de los actos de gobierno.

La información que difundió el municipio al respecto y que es la única que existe al respecto menciona lo siguiente: El área de Transparencia y Ética Pública funcionará en el primer piso del edificio CFK, y los vecinos pueden contactarse a través del Centro de Atención al Vecino, 0800 122 6323.

A más de 5 meses de gestión y cobrar su sueldo más extras, en el edificio CFK nadie sabe siquiera quien es Geraldine García, mucho menos haber escuchado hablar del cargo, ante mi insistencia y la publicado me hicieron recorrer el edificio para no encontrar a la directora pero sí poder ver como nadie controla el trabajo que realizan los empleados municipales en el segundo piso, para preguntar si alguien sabía sobre la señora García tuve que esperar 15 minutos donde no estaban ocupados trabajando, sino tomando mate y contando historias personales, incluso una señora que volvió a lo que sería la recepción ríendose me invitó a que le pregunte al intendente dónde está la funcionaria porque ella nunca escucho nada.

Siguiendo el consejo fui al municipio, el resultado el mismo, planta baja informes nadie sabia nada, en la privada me derivaron con una Geraldine que no era y esta amablemente fue la única persona que averiguó dónde está la oficina de Geraldine García, curiosamente, la supuesta funcionaria de la ética, tiene un sillón en la Secretaría de Legal y Técnica, pero no tiene según hoy me informaron empleados, «trabaja» sola y justamente hoy no iba a concurrir a trabajar, tampoco saben cuando, «por motivos personales».

Consultando en oficinas municipales nadie sabía quien es Geraldine García, nadie ha podido informarme qué ha hecho hasta la fecha además de como ya mencione cobrar el sueldo y la compensación de horas extras que se les paga a los abogados en el municipio, resulta un chiste que alguien con una función tan noble no tenga una secretaria, si no la necesita es porque no trabaja, salvo que estemos ante un pulpo, es irónico que quien representa a la ética no concurra a trabajar, que no se sepa cuándo lo hará y que la explicación sea que tiene «razones personales».

Para el resto de los empleados municipales, el municipio ha implementado el sistema de control de presentismo por huella dactilar, peor parece que no se cumple con todos.

Una de las tantas mentiras de la gestión Ferraresi, una incongruencia grave que la encargada del acceso a la información y control vecinal ni siquiera concurra a trabajar, ergo, hay alguien cobrando un sueldo + extras que no merece, mientras su superior el secretario de legal y técnica del municipio Adrián Bosisio se excusó de dar una explicación diciendo que estaba reunido, seguramente él y su excusas.

Esto no te lo cuentan los medios locales, tampoco ningún concejal parece estar interesado en que se creen cargos y se paguen sueldos sin control, así estamos estimados vecinos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *