Ferraresi y la capacidad de sumar restando

   Parece ser una constante que los políticos de la Argentina cuando suman, restan, así nos suelen mostrar inversiones que terminan restando y dejando un saldo negativo.

En Avellaneda, Jorge Ferraresi, parece tener esa extraña capacidad de sumar restando, con una gestión plagada de aciertos y errores, parece no saber aprovechar la visibilidad de su gestión en obras, algo que muchos no pueden mostrar, después podemos discutir los negociados detrás de esas obras y hasta los casos de corrupción, pero hay una inversión que se ve.

Ahora, cuando uno comienza a indagar un poco, suele encontrar que Ferraresi es un gran constructor de «cajas vacías», muchas de las dependencias que ha construido o mejorado con millonarias inversiones, terminan siendo una especie de «maquetas», bien porque no cuentan con la cantidad de empleados necesarios para funcionar correctamente, bien porque los responsables no concurren y se sabe, más en la función pública, que cuando el gato no está los ratones bailan.

La inauguración del nuevo edificio municipal Centro Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, de la calle Colón 818 de Avellaneda Centro, que según el municipio tuvo una inversión de $5.590.000, parece no ser la excepción.

Durante su discurso, Ferraresi remarcó que “este es un tiempo complicado, por eso hay que redoblar el esfuerzo para atender los derechos que se van vulnerando. Con estas obras, demostramos la responsabilidad de este Estado municipal para ocuparnos de cada aspecto que le importa a nuestra comunidad”, y en ese sentido contrapuso: “Esta es la peor gestión de la historia de un gobierno provincial, sólo hay que ver el deterioro en cuestiones de salud, educación y seguridad, que son pilares fundamentales para cualquier Estado”.

Finalmente convocó “a defender este lugar, que tiene una potencialidad enorme para nuestros chicos, y a organizarnos como sociedad para pelear por los derechos que quieren arrebatarnos”.

Previamente, la directora del área, Lorena Ramundo, remarcó la importancia de este edificio: “es un paso fundamental de nuestra ciudad, para profundizar las políticas de niñez, en las cuales Avellaneda ya es una referencia para toda la región por este tipo de abordajes integrales”.

Del acto participaron el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, la senadora provincial y titular del Observatorio Social de Avellaneda, Magdalena Sierra, el rector de la UNDAV, Jorge Calzoni, el jefe de Gabinete, Pablo Vera, el referente en políticas de niñez, Gabriel Lerner, además de otros funcionarios, concejales y vecinos del distrito.

Lorena Ramundo, es justamente una de esas funcionarias que no concurre habitualmente a su lugar de trabajo, no responde a los mensajes y mucho menos da explicaciones sobre el regular funcionamiento de su área.

Inlcuso no es un dato menor, el hecho de que para las fotos de las obras, cada vez se elijan espacios más reducidos, así con pocas personas parece haber una importante convocatoria.

No se explica cuáles son los motivos por los cuales el municipio invita a sus actos a personajes que restan en lugar de sumar, parecería que no se ha entendido que hay políticos que le gente rechaza, por ejemplo Gabriel Lerner es un abogado íntimo de Alicia Kirchner que ha tenido una imagen negativa de su gestión, por estos días el intendente recibió a Jorge Capitanich otro pianta votos con desafortunadas declaraciones a los medios o laderos del ex vicegobernador Mariotto que cobran por el HCD de Avellaneda por funciones que no cumplen.

También sería muy interesante que el municipio explique la forma indiscriminada y a dedo en la que gasta la pauta de medios otorgando la calidad de proveedores a militantes que no reúnen los requisitos para ser proveedores, muchos de los cuales ni siquiera viven en Avellaneda, es decir, que a los pocos recursos con los que cuenta el municipio, el intendente los destina en perjuicio de los vecinos, para financiar medios que ni se ocupan de la realidad de Avellaneda, sino que se dedican a la política, esto claramente no es un beneficio para los vecinos.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *