Feroz pelea en la Suprema Corte de Justicia de la Nación

   Carlos Rosenkrantz, quien asumió recientemente en el máximo tribunal, culpó a Ricardo Lorenzetti de dejar acéfala la web del CIJ. Hubo una fuerte respuesta de su predecesor.

A pocos días de haber asumido la presidencia de la Corte Suprema, el juez Carlos Rosenkrantz apuntó contra su predecesor, Ricardo Lorenzetti, por los movimientos de personal autorizados por éste en el área de comunicación en los días de transición, que motivaron una orden posterior de Rosenkrantz por la “recuperación de la totalidad de los dispositivos tecnológicos que posibilitan el manejo del sitio web” del Centro de Información Judicial (CIJ).

Según trascendió, Rosenkrantz denunció que -por los traslados firmados por Lorenzetti en los días previos a su asunción-, la web del CIJ quedó “acéfala” y dispuso que “asegure, de modo urgente y por los medios que estime conducentes, la seguridad informática del CIJ y la administración exclusiva del mismo” por parte la presidencia de la Corte. La decisión fue formalizada a partir de la resolución N° 3038/2018 de la Secretaría de Administración de la Corte, encabezada por Daniel Marchi.

El presidente de la Corte hizo hincapié en los traslados firmados por Lorenzetti (el 27 de septiembre, tres días antes de dejar la presidencia) de María Bourdin, responsable del CIJ, y de su segundo, Pablo Méndez. También mencionó el traspaso de otras diez personas que hasta entonces integraban la dependencia de Comunicación, a distintos ámbitos de la Corte, por lo que el equipo de profesionales del sector se redujo de 18 a seis empleados.

Como consecuencia de estas decisiones el área ha quedado acéfala y sin personal suficiente para cubrir las importantes competencias que le atribuye“, advirtió Rosenkrantz en el escrito, donde concluye que con estos cambios se “ha hecho imposible” su funcionamiento, poniendo “en riesgo la continuidad operativa del Centro de Información Judicial“.

Rosenkrantz recordó la disposición interna por la cual ese sector responde de manera “directa” al titular de la Corte Suprema. “El presidente debe contar, de modo urgente, con los medios para continuar el servicio provisto por el CIJ, entre los que se cuentan el acceso exclusivo e irrestricto a la página web“, remarcó, a la vez que mencionó que su cumplimiento incluye “las medidas de seguridad informática” necesarias.
Carta de réplica

Por su parte, Lorenzetti eligió enviarle una carta a su sucesor en la presidencia de la Corte Suprema para responderle. “El clima de tensión, de temor, de amenazas telefónicas, de falta de respeto de los derechos del trabajador y de la persona humana, así como de los procedimientos internos de la Corte, fue lo que generó la paralización momentánea” de la web del CIJ. En el mismo texto, señaló que “lamento muchísimo semejante mediocridad pero, estando en juego el prestigio de la institución, me veo obligado a contestar“.

Entonces enumeró una serie de hechos. “Hace muy pocos días, Usted se apersonó en el despacho de la secretaria de Comunicaciones efectuando expresiones que contrarían las directivas de la política de Estado en materia comunicacional, proponiendo una suerte de privatización del Centro de Información Judicial (CIJ)”.

Ante la respuesta de que eso debía ser decidido por la Corte, y no sólo por la futura presidencia, hubo expresiones que se apartan notoriamente de los criterios de respeto que se le deben a un Secretario de Corte (que tiene el rango de un juez de Cámara), de la política de género y protección de la mujer que la propia Corte lleva adelante, y de la independencia que se le debe a un periodista profesional“, continuó.

Lorenzetti puntualizó luego que “no hay ninguna razón para este tipo de medidas autoritarias, sorpresivas, que no fueron habladas entre los ministros, que provocan un escándalo que no hace nada bien al tribunal“. Añadió que “la presidencia no es un área personalista y concentrada, sino descentralizada y participativa“.
J20, con Macri

Por otro lado, el nuevo presidente de la Corte hizo este martes su primera presentación pública, al inaugurar junto al presidente Mauricio Macri el J20, un encuentro de jueces de los países del G20. “Contribuimos con la justicia si honramos la imparcialidad y la independencia“, enfatizó Rosenkrantz, en el marco de la inauguración, desarrollada en el Alvear Icon Hotel. Rosenkrantz definió la reunión como “un encuentro sin precedentes que servirá para comparar y compartir experiencias en tribunales superiores de sistemas jurídicos muy heterogéneos“. En el J20 habrá debates durante dos jornadas sobre derechos y justicia, desarrollo sostenible y democracia global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *