Fernando Landaburu, mucha política y poco trabajo

Hace mucho tiempo que el responsable de PAMI Avellaneda, Fernando Landaburu, dedica sus horas a la política y no a cumplir con su trabajo, por el cual cobra un sueldo como funcionario público.

Las quejas por mala atención en la seccional del PAMI Avellaneda, en la calle Beguerestain 30 de Sarandí, son diarias, empleados que no cumplen con su horario laboral o que nadie sabe explicar dónde se encuentran, idas y venidas innecesarias de un gobierno que según las propias palabras del presidente Mauricio Macri ahora todo es más sencillo por estar informatizado ahorrando trámites y tiempo a los afiliados, parece ser una expresión de deseo o política pero no la realidad.

Que el responsable Fernando Landaburu, de prioridad a su actividad política no sería malo o irregular si esto no lo distrae de sus obligaciones, es entendible que si el hombre debe conducir la UCR local, hacer campaña con los candidatos de CAMBIEMOS no tengo disponibilidad para el trabajo, pero lo honesto sería que use la licencia sin cobro de haberes, de lo contrario su permanencia en un cargo donde no cumple su tarea es además de impropio un delito.

Bastante maltratados están los jubilados y los afiliados al PAMI, para que reciban descuentos por «beneficios» que no pueden utilizar porque siempre falta algo para terminar el trámite, un papel, una fotocopia o porque el empleado no fue a trabajar.

El descontrol es responsabilidad del jefe, pero si el jefe no está, es como dice el refrán, cuando el gato no está los ratones bailan.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *