Facebook una cueva para el delito

El auge de las redes sociales, a hecho que muchas de estas encontraran un lucrativo negocio, sea con la venta de datos personales de sus usuarios que son en la practica OBLIGADOS a aceptar sus condiciones para operar en ellas y luego pueden llegar a recibir sanciones, generalmente arbitrarias y ridículas sin que exista una forma de apelar la misma, tema grave y que desarrollaré en otro artículo una vez que siga los pasos que Facebook SRL en Argentina impone no solo a los usuarios sino a las propias autoridades judiciales ya que los oficios deben pasar por una oficina legal ubicada en Puerto Madero, de la firma multinacional de abogados Baker McKenzie.

Con la implementación de la plataforma comercial Marketplace, a los perfiles truchos que facilitan delitos de fraude, Grooming, pedofilia, entre otros, se han incrementado los robos en las transacciones de compra y venta, es decir, la firma impone condiciones, pero elude cualquier responsabilidad a pesar de ser el medio para la concreción de los delitos.

Todos los supuestos controles son ineficientes y muchas veces las operadores de la firma tienen interpretaciones arbitrarias y erróneas, que solo fomentan el caos en la red social, ejemplos abundan, sanciones arbitrarias, calificaciones que realizan los usuarios, pero que sin fundamento alguno puede cambiar Facebook en beneficio de un comercio por ejemplo que realice malos trabajos o incumplan en las condiciones, dejando librada la administración a una suerte de rueda de la fortuna con un vale todo.

En el otro extremo está la censura torpe de la que se conocen miles de casos famosos y son pocos los reconocimientos de la red que no pasan de ser más que eso, un sí me equivoque pero que todo siga igual.

Se agrava todo en la Argentina, cuando «gigantes» que facturan millones son impunes o se creen impunes ante por ejemplo la Unión Europea o la justicia Américana desafiando las normas o como ya ocurrió en Europa reconociendo los abogados de Facebook que prefieren pagar multas millonarias porque representan una parte insignificante de sus ganancias.

Esa es la política de la empresa, EL NEGOCIO ante todo, es un desafío de la política local, el legislar para que los ciudadanos que optamos por el uso de redes sociales, no debamos aceptar condiciones leoninas, que nuestros datos no sean para ganancias millonarias de las que nunca seremos parte y también defender el Art. 16 de la Constitución Nacional de la igualdad de todos ante la Ley, en ese sentido, las políticas de Facebook deben dejar de ser unilaterales, donde alguien X, aplica una sanción que no se puede apelar, donde como todo sociedad constituida debe tener una dirección física legal y no una casilla de correo VIP y digo esto, porque desde Baker McKenzie han deslindado toda responsabilidad por las medidas que adopta Facebook, asegurando no tener injerencia en las decisiones y que solo se ocupan de recepcionar los reclamos y oficios a la firma.

Ya la propia condición de SRL, nos indica que la empresa Facebook en su filial de Argentina tiene una participación y que su responsabilidad ante alguna demanda está muy acotada en lo que a sanciones económicas se refiere.

En países europeos, las asociaciones de defensa del consumidor han presentado demandas colectivas por acciones en contra de los usuarios de la empresa y en muchos casos han obtenido sentencias favorables, pero en la Argentina, curiosamente nadie quiere representar a un usuario frente a un reclamo a Facebook, los motivos no son claros y se puede especular con intereses económicos, con cholulismo por el hecho de que para muchos no estar en Facebook es sinónimo de no existir, de no pertenecer, también es cierto que para los políticos, lejos de pensar en controlar los abusos de Facebook es mejor negocio pagar sumas millonarias como lo hizo Marcos Peña, obvio con el dinero público, entonces la balanza de los operadores también se inclina a favor de los ya denunciados Trolls que son inmunes a las denuncias por acoso, por agresividad, por perfiles truchos, mientras que a otros hasta copia del DNI le requieren para validar la cuenta, cosas que solo pasan en la Argentina, que ocupa el segundo lugar detrás de Brasil de usuario de Facebook, un negocio del que gozan unos pocos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *