Facebook la red social preferida de los pedófilos

Facebook, la red social creada y administrada por Mark Zuckerberg, sigue generando polémicas por su ambición descontrolada a la hora de los negocios, dejando en evidencia que es capaz de censurar y sancionar publicaciones de forma arbitraria pero desentenderse de perfiles truchos o de páginas con contenido pedófilo por dar un ejemplo.

En la Argentina Facebook SRL, su versión local del gigante no solo adolece de los mismos problemas a nivel mundial, sino que a nivel local, la censura y las sanciones arbitrarias suelen estar direccionadas más por el contenido político de las publicaciones que por infringir alguna norma o las buenas costumbres, así, es común que ante denuncias de publicaciones que incitan al odio, discriminan o perfiles truchos dedicados a la venta de productos o algunos ya denunciados por publicaciones engañosas para cometer delitos, desde la empresa reciben la notificación de que no infringe las normas de la comunidad.

Poco y nada hay informado al respecto de quienes son los responsables de que una empresa tan importante cuente con el amparo del anónimato para poner trabas burocráticas y no brindar explicación alguna respecto a las responsabilidades que tiene por brindar una plataforma mal administrada en la que hay sin dudas usuarios VIP que pueden desarrollar actividades ilícitas, actuar bajo perfiles truchos y todo en perjuicio de usuarios que no tienen como defenderse de agresiones verbales e incluso amenazas, que se agravan cuando son víctimas en manada de lo que se conoce como Trolls.

En el año 2017 Facebook decidió mudar sus oficinas, a la calle Cecilia Grierson 255, piso 6° Puerto Madero, CABA, pero esto es una fantasía en la realidad ya que en la dirección que se informa en el Boletín Oficial en realidad son las oficinas de la firma internacional de abogados Baker McKenzie, que según una de las empleadas de nombre Lucía, solo tienen como objetivo recibir la documentación enviada a Facebook SRL deslindando la toma de decisiones ante reclamos por sanciones mal aplicadas o reclamos que hacen a las medidas que se toman de forma online, es decir, que al no existir regulación específica, los argentinos estamos supeditados al capricho y directivas que reciben los empleados de los que no se sabe nada, ya que las notificaciones se hacen en nombre de Facebook.

Durante años, las denuncias incluso judiciales demoraron meses en obtener que páginas y perfiles delictivos fueran dados de baja, porque se debía cursas oficios a los EEUU donde la empresa evaluaba los casos sin mucho apuro, con la apertura de las oficinas en la Argentina, poco y nada ha cambiado, lo curioso es que entre los representantes de la empresa sobran abogados, pero curiosamente se vulneran derechos y garantías personales a diario, como si Facebook estuviera por sobre la Constitución Nacional.

Una vez más, exhorto a las autoridades políticas y judiciales a cumplir con sus obligaciones de legislar al respecto y a los otros en hacer cumplir la Ley.

Países como

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han instado a Facebook a proveer de «una puerta trasera» a las fuerzas policiales si continúa con la encriptación de extremo a extremo en sus servicios de mensajería. En una carta abierta al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, las autoridades de los tres países han solicitado un acceso más rápido a las comunicaciones de los usuarios sospechosos de terrorismo o pedofilia. Para ello, esperan la creación de un «acceso legal» al contenido de esas comunicaciones, «en un formato legible y empleable», como recoge la agencia Reuters.

Estados Unidos y Reino Unido también han firmado un acuerdo para acelerar las peticiones de las autoridades policiales a las empresas tecnológicas sobre información relativa a las comunicaciones de terroristas y depredadores sexuales de menores. De acuerdo con este, las investigaciones que normalmente llevan entre seis meses y dos años podrían reducir la obtención de información a semanas o días, como apuntan desde Reuters.

« The New York Times» publicó un reportaje en el que se señala que de los 18,4 millones de informes de abuso sexual infantil registrados durante 2018, 12 millones proceden de Facebook Messenger. Esto convierte al servicio de mensajería de la red social por antonomasia en el favorito de los pedófilos para compartir su contenido.

Uno de los pioneros en denunciar pedofilia en la red social es el Sitio Andino y fueron meses de denuncias y espera a que se dieran de baja los contenidos, la foto de la nota es parte de lo denunciado por los colegas de Mendoza.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *