Extienden la intervención del SOMU por última vez por 180 días

Desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) se informa que el juez Rodolfo Canicoba Corral decidió extender la intervención judicial por 180 días más. En la Resolución que lleva fecha 14 de agosto, se afirma que aún, cuando se está avanzando en ese sentido, todavía no están cumplidas las condiciones para finiquitar el proceso electoral para que los trabajadores elijan a sus futuros dirigentes.

En el marco de esta decisión se intima al Delegado designado por el Ministerio de Trabajo a fijar el cronograma electoral definitivo para concretar el llamado a elecciones, el cual no podrá superar el mes de febrero de 2018; fecha en que vence el nuevo plazo otorgado a ese efecto. El plazo fijado por el Juez Federal para otorgar la extensión, contempla las particulares circunstancias que rodean a los trabajadores afectados a la pesca. Tanto el Interventor Judicial Silvio Torres como el Delegado Normalizador designado por el Ministerio de Trabajo, Alfredo Bertonasco, se encuentran trabajando arduamente para dejar en manos de los trabajadores un sindicato normalizado y trasparente. Al respecto, destacan que los padrones se encuentran ya prácticamente depurados y en condiciones de ser presentados al Ministerio de Trabajo para su aprobación. Por primera vez el Sindicato va a tener padrones aprobados por el Organismo Controlador.

En esa dirección, desde la intervención confirmaron que efectivamente «todos los que no cumplan con los requisitos que fija el Estatuto para mantener su condición de afiliados perderán su calidad de tales; y quienes se encuentren inhibidos o con algún otro impedimento legal definitivamente no podrán presentarse como candidatos».

Una de las causales por los que una gran mayoría quedó afuera es por: «no cumplir con el aporte de la cuota sindical por más de seis meses, ya que en ese caso la afiliación cae automáticamente».

Desde la intervención sostuvieron también que: “Desde que Omar «Caballo» Suárez perdió el liderazgo del sindicato, luego de ser intervenido por el Juez Canicoba Corral y su posterior privación de libertad, muchos de los ex dirigentes dejaron de aportar al sindicato”.

En tanto cada vez son más los ex dirigentes que «se encuentran inhibidos y procesados o que fueron llamados a declaración indagatoria, lo que hace suponer que muy pronto pueda haber nuevos procesamientos”.

Otro dato no menor, es que muchos de los que no podrán participar en las elecciones, iniciaron acciones legales contra el SOMU «por salarios caídos, supletorias de indemnizaciones, intereses, «daño moral» y multas». Sumando a todos los dirigentes que quedaron afuera e iniciaron acciones legales, las demandas superan los 353 millones de pesos. «Esto es un perjuicio manifiesto contra el sindicato», aseguraron.

Dentro de quienes no estarían en condiciones de acceder a cargos directivos por estar incursos en algunas de las razones expuestas o por disposiciones estatutarias se encontrarían los ex dirigentes como Mario Morato, Juan Barbato, Nicolás Fuentes (de la seccional Corrientes, que recordemos amenazó de muerte a la primera interventora y hoy candidata a senadora, Gladys González), Alejandro Giorgi y Orlando Alfaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *