Esteban Echeverría: Son siete los muertos por el motín de Transradio

Así lo aseguró la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Juan Carlos Fernández murió a causa de las graves heridas sufridas tras el incendio en la comisaría 3° de Transradio.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) aseguró que Juan Carlos Fernández murió a causa de las graves heridas sufridas tras el incendio en la comisaría de Transradio y se convierte, de esta manera, en el séptimo muerto por el motín en el partido de Esteban Echeverría.

Según el comunicado difundido por la CPM, Fernández, de 31 años, estaba internado en terapia intensiva desde el jueves en el Hospital Narciso López de Lanús y falleció en la tarde del domingo.

“Ya son 7 las muertes por la masacre; junto con la de la comisaría 1º de Pergamino una de las peores ocurrida en dependencias policiales de la provincia de Buenos Aires. Cuatro días después de los hechos, y a pesar de la clara responsabilidad del Estado, todos los efectivos de la departamental, incluyendo el comisario, siguen en funciones”, cuestionaron desde el organismo.

La CPM sostuvo que “a pesar de la prohibición de mantener por más de 48 horas personas encerradas en comisarías”, Fernández “había superado con creces ese tiempo” porque llevaba “un año y cinco meses detenido en comisarías, a la espera de un cupo en una unidad penitenciaria”.

“La sobrepoblación y hacinamiento en las comisarías es, como viene señalando la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), el resultado directo de una política de seguridad criminal que persigue y encierra a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, y no se orienta a la persecución del delito complejo y las grandes redes delictivas”, remarcaron.

Y sentenciaron: “Lo ocurrido en la comisaría 3° de Esteban Echeverría podría haberse evitado, pero ni el Estado provincial ni la Corte hicieron nada para impedirlo. Si ambos persisten en esta línea el pronóstico es más alarmante aún: lo que ya se repitió sucederá otra vez inevitablemente”

El hecho

Ocurrió en la madrugada del 15 de noviembre cuando un efectivo de la comisaría detectó que dos detenidos estaban forzando las rejas para escapar y tras notificar a sus superiores, al menos diez móviles policiales se acercaron a la seccional ubicada sobre Camino de Cintura.

Los internos, al ser descubiertos, pusieron colchones contra la puerta, generaron un incendio y se produjo un intento de motín. En ese momento, se originó una pelea en el calabozo entre los que pretendían generar el fuego y los que se oponían.

Cuatro presos fallecieron en el lugar y otros diez tuvieron que ser trasladados a un hospital por inhalación de monóxido de carbono.

Tras el hecho, no quedaron detenidos en el interior de la seccional ya que fueron trasladados a otras comisarías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *