Esteban Echeverría: Desafectaron a policía por fuga de un detenido en comisaría de El Jagüel

Un hombre que estaba detenido en la dependencia policial se dio a la fuga. Investigan cómo logró salir.

Un detenido escapó de la comisaría de El Jagüel, en el partido de Esteban Echeverría, luego de doblar los barrotes de una puerta y violentar otra, y por la fuga desafectaron al oficial de servicio.

El hecho ocurrió el domingo en la seccional ubicada en Berberena al 400, en momentos en que había otros siete presos alojados en un calabozo. Fuentes policiales informaron que el detenido José Bustos, imputado del delito de “averiguación de ilícito” por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Esteban Echeverría, iba a ser trasladado a otra dependencia en el vecino partido de Ezeiza cuando escapó.

Las sospechas de los investigadores es que este acusado estaba vinculado a un vendedor de drogas al menudeo que actúa en la zona, explicó un vocero de la pesquisa y se lo buscaba por homicidio, el prófugo fue identificado como Edgard Bueno, quien tenía un pedido de detención por el crimen de Carlos Gabriel Vega, ocurrido en una fiesta de cumpleaños, en julio de 2016, también en El Jagüel.

El oficial de servicio que se encontraba en la comisaría ordenó al imaginaria, encargado de la zona de detenidos, ir a cargar combustible a uno de los móviles y cuando éste regresó advirtió la fuga del detenido Bustos.

Se cree que el preso primero dobló los barrotes de una puerta que permite el ingreso y egreso al sector de calabozos y luego violentó otra puerta de chapa inyectada y sin picaporte que conecta un pasillo con la parte trasera de la dependencia donde existe un estacionamiento para vehículos desde donde logró llegar a la calle. Las fuentes detallaron que en ese estacionamiento se secuestró una frazada que se sospecha fue el elemento utilizado por el detenido para doblar los barrotes.

Tras producirse la fuga, la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires dispuso la desafectación del oficial de servicio y lo denunció penalmente en la UFI de turno. La Justicia dispuso que los peritajes sean llevados a cabo por personal de Gendarmería Nacional, debido a que la fuerza bonaerense está involucrada en el hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *