Escrache a la Jefatura de la Federal

Un escrache de características inusuales se realizará este miércoles. La Jefatura de la Policía Federal será el centro de la escena cuando organizaciones sociales y vecinos marchen a las 18:00 hs. en respaldo de Nancy Miño, la mujer policía que denunció penalmente a sus superiores por complicidad con proxenetas y prostíbulos, y que acaba de ser cesanteada con el argumento de «abandono de tareas».

“La mafia enquistada en la División Trata de Personas de la Federal sigue haciendo de las suyas, mientras los buenos policías que denuncian esto son condenados al hambre y al aislamiento”, sostienen quienes concentrarán en avenida Belgrano y Entre Ríos.

Los costureros de la Alameda, los cartoneros cooperativizados del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), organizaciones antitrata y los vecinos de Monserrat y Constitución avalan a Nancy Miño, nacida en Paraguay y con 16 años en la fuerza policial en condición de administrativa, que durante casi dos años estuvo en la División de Trata y llevó adelante la arriesgada tarea de infiltrarse en los cabarets y privados en todo el país simulando ser prostituta.

“Reclamaremos en la jefatura de la policía que Néstor Valleca, jefe de la Federal, pase a disponibilidad a los miembros de la División de Trata y que se cese la persecución a la denunciante Nancy Miño, a la que se la expulsó de la fuerza y no se le paga el salario”, manifestaron las organizaciones en un documento.

Mientras esa mujer policía con rango administrativo denunció a un conjunto de comisarios, en el Congreso Nacional se debate endurecer las penas del Código Penal y la Ley de Trata ante el crecimiento de este delito, que afecta a más de medio millón de personas.

El jueves en el anexo 1 del Congreso, segundo piso, seguirá el debate por los cambios normativos a la ley que pena la compra y venta de personas con fines de explotación sexual o laboral. En esa oportunidad darán explicaciones los funcionarios del Ejecutivo nacional, de la Ciudad y judiciales.

LA HISTORIA DE NANCY

El 13 de mayo, Miño declaró por primera vez ante el juzgado federal de Ariel Lijo acerca del modus operandi de la División de Trata (y curiosamente no «anti trata») que luego fue allanado. “Me ofrecieron regentear prostíbulos”, denunció Nancy en ese momento. La División Trata esta dirigida por el comisario Jorge Omar Fernández, apodado San la Muerte. Miño complicó a sus superiores en dos declaraciones en las que aportó una numerosa cantidad de pruebas, producto de documentación, fotos y copias de causas judiciales en las que aseguró que existían coimas de proxenetas para evitar detenciones, regenteo de prostíbulos por el comisario Fernández; que se fraguaban pruebas enviadas a los juzgados; se plantaban pruebas (drogas y menores de edad) con el objeto de incriminar y extorsionar, y permitían funcionamiento de prostíbulos o redes de trata a cambio de dinero.

“Es decir, el órgano supuestamente especializado en combatir la trata en la policía en realidad hacía lo contrario; Nancy Miño lo confirmó y le puso nombres y apellidos: Jorge Omar Fernández, Rodolfo Arregez, Marcelo Fabián Acosta, Luis Alberto Rojas, Claudio Gabriel López, Fabián Edgardo Palmieri, Walter Alejandro Lobera, Manuel Alejandro Dacosta, Héctor Andrés Machado, Daniel Mariano Dulic, Ojeda Mercado y Flavio Souza son algunos de los funcionarios acusados judicialmente por Miño de ser cómplices de una red que encubriría la trata y el proxenetismo y se beneficiaría económicamente mediante las coimas”, afirmó Gustavo Vera, titular de la Fundación Alameda. Esta ONG asesora judicialmente a Miño, además de haberla refugiado en su sede y entregarle alimentos ante el abandono que sufrió desde que denunció a sus superiores.

En su momento, el juez Lijo dispuso custodia de Gendarmería y luego de Prefectura en La Alameda. Desde hace dos semanas la mujer policía, que nunca renunció a su cargo, sólo cuenta con un custodio de la Policía bonaerense. Miño, quien ganó la tapa de la prensa gráfica y entrevistas radiales y televisivas, fue respaldada en una conferencia de prensa por una docena de diputados nacionales y hasta por el cardenal Jorge Bergoglio.

Pero al menguar la repercusión mediática de la gravísima denuncia, la causa judicial se estancó y encima comenzó un sumario a Miño por “abandono de tareas” pese a los recursos administrativos y al amparo presentado ante el juzgado de Lijo.

“La Ley de Trata no se discute sólo en el Congreso. También se discute en la calle y ante hechos tan graves como la denuncia que Miño ha efectuado. Podemos tener la más bonita de las leyes contra la trata, pero si no se sanean los organismos que tienen que implementarla, es igual a nada”, manifestó Vera.

Las organizaciones señalan que pidieron autorización para la marcha. “Ante esta expresión democrática y pacífica hacemos responsables al ministro de Seguridad, Julio Alak, y al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, de cualquier disturbio que se pretenda generar con el objeto de enturbiar la defensa de los buenos policías, como Nancy, que denuncian a las mafias y que por eso son perseguidos. No vamos a quedarnos de brazos cruzados ante tanta impunidad”, cierra el comunicado que informa sobre la marcha al Departamento Central de la Policía Federal.

Fuente: La Alameda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *