ESCÁNDALO SEXUAL en la Municipalidad: “En el Centro de Integración Comunitaria intercambiaban comida por sexo con nenas”

víctima-de-violaciónFue realizada una denuncia penal en la Fiscalía descentralizada de la ciudad de Luján, y a partir de allí intervino la Justicia en este asunto “de larga data”, y se investiga no solamente a los empleados municipales presuntamente involucrados, sino que además se trata de determinar cuál podría ser la cadena de complicidades dentro del Departamento Ejecutivo, puesto que “parece que trataron de tapar todo”, expresaron altas fuentes judiciales. Y ante estas denuncias parecería que el espíritu del Jefe comunal se mantiene inmutable, como si todo fuera algo normal.

El tema tomó estado público hace ya unos meses, pero entre unos pocos periodistas se trataba de manejar la información con cierta reserva, puesto que en los pasillos judiciales se pidió tener cautela, no solo porque se trataba de una cuestión de instancia privada, con nenas involucradas sino porque algunos datos podrían provocar que ciertas personas se fugaran de la ciudad ante las investigaciones formales.

Pero, lamentablemente alguno de los involucrados en las denuncias “… se encargó de repartir a troche y moche copias de las denuncias penales, y ya la cosa se complicó mucho…”.

Es que tras alguna información periodística, con metodologías de difusión arcaicas y mediocres, se revelaron gráficamente algunas circunstancias, las que luego desde el Departamento Ejecutivo, según fuentes judiciales, “… intentaron tapar todo para que quede en la nada”, pero desde los Juzgados de la ciudad de Mercedes se sortearon algunos filtros municipales que se pretendieron colocar en la tramitación de algunos sumarios internos, los que “habían cajoneado”, “… no estaban haciendo casi nada, planchaban la cosa…”.

Es que, hace unos días desde la Municipalidad de Luján, según fuentes judiciales de la vecina ciudad de Mercedes, se comunicaron para ver qué pasaba con la causa, “querían saber a quienes se investigaba, pero por teléfono, fue la Doctora Anselmo”, y esto llamó la atención a los investigadores, por cuanto se requirió a la Oficina de personal que se remitiera información sobre los sumarios internos y datos sobre el lugar donde los involucrados penalmente estaban actualmente en servicio en la estructura municipal.

Y, según las mismas fuentes, en alguna ocasión en el palacio municipal se presentó un funcionario “el ex jugador de la Selección…” junto con el imputado en la causa de las nenas abusadas a cambio de comida.

Incluso, refirieron fuentes municipales del área de personal consultadas al respecto, que un altísimo funcionario y socio político del Intendente Oscar Luciani habría pretendido que todo quedara en la nada, puesto que el involucrado es personal a SU cargo, pero a “esta altura de los acontecimientos ya es una bola de nieve que no la pueden parar”.

Además de las denuncias penales sobre el abuso deshonesto, presuntamente con acceso carnal, en contra de nenas de entre 12 y 13 años, según consta en las denuncias, existirían otras menores en la misma situación, pero que aún no habrían realizado denuncias por temor.

Pero, no es lo único que sucede en un Centro de Atención Comunitaria lo que escandaliza a esta gestión municipal, puesto que en el palacio municipal se presentó una abogada, acompañada por una persona que conoce muy bien a los funcionarios del Departamento Ejecutivo municipal, y reclamaron acciones concretas por la presunta comisión del delito de “acoso sexual en contra de psicólogas que prestan servicios para la Municipalidad”, por lo tanto este escándalo por la comisión de delitos sexuales no se remite solamente a trabajadores en un Centro de Atención Comunitaria, sino también a altos funcionarios por el presumible intento de ocultamiento de estos delitos por parte de algún Director que no podría contenerse frente a las mujeres que están a su cargo.

LINK HACIA EL AUDIO DE GUSTAVO MIANO y OSVALDO CABRAL:
(Copíá y Pegá en tu navegador)
http://radioaktiva.enlujan.com/?p=1247 

 

Un alto funcionario municipal, de extracción radical, habría rebuznado en una reunión que el problema en realidad serían algunos periodistas, puesto que “… destruyen familias», ante esto, de ser ciertas estas versiones expresadas por una fuente de absoluta confianza, nos serviría preguntarle al integrante del Departamento Ejecutivo ¿Los que destruimos familias somos los periodistas?
Los que destruyen familias no son los abusadores de menores, ¿no?
Los que destruyen familias no son los que cobran coimas, ¿no?
Los que destruyen familias no son los que llevan a retraso a toda la ciudad por años, ¿no?
En todo caso, que este servidor público se presente ante la Justicia, y denuncie a los trabajadores de prensa que provocan divorcios tan solo por cumplir con sus labores.

 

Fuente: Agencia Ciudadana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *