Escándalo PRO: Secretario de Agricultura transfiere 4 millones a su empresa familiar

Nicolás Laharrague, militante del PRO y titular de la Secretaría de Agricultura desde hace un año, se encuentra al borde de la renuncia luego de que se descubrieran transferencias de fondos por más de cuatro millones de pesos hacia su empresa forestadora familiar.

Antes de irse de viaje, para intentar amortiguar las repercusiones del escándalo, Laharrague había afirmado que no había ningún tipo de incompatibilidad con las transferencias de fondos (en el marco de la Ley de Promoción Forestal 25.080) ya que él había renunciado a su cargo de vicepresidente de la empresa forestadora Puerto Laharrague antes de asumir el cargo público. Pero su padre continúa siendo el presidente, un hermano es vicepresidente y los directores titulares son otra hermana y un primo político. Una empresa de familia.

Los fondos distribuidos a través de este mecanismo son subsidios no reintegrables que cubren hasta el 80% de los costos de producción de emprendimientos forestales. Si bien fue creada en los años 90 para ayudar a los pequeños productores, hoy también reciben el beneficio grandes compañías como Papel Prensa o Puerto Laharrague.

La empresa de Laharrague fue beneficiada en tres oportunidades con estos subsidios, hasta sumar un total de 4.018.970 pesos. Durante su gestión en la cartera de Agricultura, dependiente de la degradada Secretaría de Agroindustria de Luis Miguel Etchevehere, Laharrague también aumentó las partidas de dinero para las grandes empresas forestales, que junto con su empresa familiar integran el directorio de la Asociación Forestal Argentina (AFOA). El 75% de los 234 millones de pesos girados por la Dirección de Forestales en 2018 se destinó a estas grandes empresas, mientras que en 2017, antes de la asunción del empresario misionero en la cartera, el porcentaje había sido del 64%.

La incompatibilidad de Laharrague con su cargo público fue tan clara que el 14 de marzo de 2018 la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso le envió un pedido de informes respecto de su desvinculación de Puerto Laharrague y de otros emprendimientos familiares como El Moconá S.A., Mirasoles S.A y Laharrague Chodorge S.A. A fines del año pasado, luego de analizar el caso durante varios meses la OA consideró que “no se ha comprobado que Nicolás Laharrague haya incumplido las disposiciones de la normativa de ética pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *