Escándalo por denuncia de acoso sexual en Tribunales

edificio-de-Comodoro-PyEl prosecretario de una Sala de la Cámara Nacional de Casación Penal fue acusado de acosar sexualmente a una empleada de limpieza en los tribunales federales de Comodoro Py.

El escándalo se registró hace dos semanas,  pero recién ayer explotó en los tribunales federales de Comodoro Py, del  barrio de Retiro, cuando se conoció que un alto funcionario judicial  fue denunciado por acosar sexualmente a una empleada de limpieza del  predio, y el caso ahora es investigado por la Oficina de la Mujer de la  Corte Suprema de Justicia y una fiscalía especializada en delitos  sexuales.

De acuerdo a la información que trascendió  ayer, el acusado es el prosecretario de una Sala de la Cámara Nacional  de Casación Penal, uno de los organismos judiciales más importantes del  país, encargado de revisar fallos de primera instancia en el marco de  causas por delitos federales.

La escandalosa situación ya se conocía desde  mediados de noviembre en los pasillos de Comodoro Py, sin embargo tomó  trascendencia pública ayer a través de un informe periodístico en la  radio Vorterix.

Aunque durante la jornada se mantuvo el  hermetismo en los tribunales federales, finalmente se indicó que la  presidenta de la Sala 1, Liliana Catucci, decidió convocar -a través de  una secretaria- a la presunta damnificada, una joven empleada de  limpieza, para obtener el testimonio directo sobre la escandalosa  persecución sexual.

Luego, se presentó una denuncia ante la  Unidad Fiscal de Delitos Sexuales de la Procuración General de la  Nación, pero también se solicitó la intervención urgente del personal  especializado de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia.

La información que se conoció durante la  jornada de ayer en torno a la denuncia sostiene que el acusado, un alto  funcionario con grado de prosecretario, acosó sexualmente a la mujer en  los baños del predio de tribunales, y otra versión indicó que la  convenció para desempeñar tareas domésticas en su propia casa, donde  habría ocurrido el delito denunciado.

Asimismo, se conoció que a partir del  escándalo, la empresa de limpieza a cargo del predio habría sido  presionada apenas ocurrió el hecho para modificar el destino laboral de  la mujer presuntamente acosada sexualmente. Así, la damnificada habría  sido cambiada de edificio.

«Un empleado se acercó a otra chica de  limpieza preguntando por el hecho y recibió esta respuesta: «se piensan  que porque trabajamos en limpieza, tenemos que hacer todo lo que nos  pidan, sea lo que sea». Se espera un comunicado oficial que aclare las  cosas», informó anoche el portal Expediente Político, que siguió el  caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *