Escándalo judicial, pidieron investigar al Juez Carzoglio y al Fiscal Prieto

La pelea por la conducción del CAAL (Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús) sigue demostrando que quienes deberían ser un ejemplo al momento de cumplir la Ley por el contrario son los primeros en apelar a todos los artilugios conocidos para torcerla. Se sabe que existe desde hace unos cuatro años una disputa interna por hacerse del nuevo colegio de profesionales y en esos años han existido denuncias cruzadas, en lo que se dice es una pelea política.

Ahora se conoció que luego de un allanamiento a la entidad en disputa, solicitado por el Fiscal Mario Prieto del Polo Judicial de Avellaneda y ordenado por el Juez de Garantías del mismo Polo Judicial Silvio Carzoglio, el Fiscal General de Lomas de Zamora, Enrique Ferraresi ha dispuesto varias medidas judiciales a los fines de corregir lo que en principio parece un exceso de los mencionados funcionarios judiciales, así dispuso el apartamiento del Fiscal Mario Prieto de la causa judicial que derivó en el allanamiento y que la misma sea girada a la mesa de entradas de las Fiscalías descentralizadas de Lanús para su sorte, entendiendo que Prieto no tenía jurisdicción para solicitar el allanamiento ya que el edificio se encuentra en el partido de Lanús, el cual cuenta con fiscalías propias.

Además de apartar al fiscal de la causa, solicito a la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires que se investigue la conducta de Prieto, en tanto que respecto de la conducta del Juez de Garantías Carzoglio el Fiscal General envío un oficio a la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora para que se estudie la resolución del Juez, como paso previo a la denuncia sobre el proceder del polémico Juez de Avellaneda.

Todo se habría desencadenado por la intención de unos 80 abogados de matricularse en el CAAL, con la intención de gravitar en las elecciones para autoridades del organismo y denuncias de manipulaciones.

El propio CAAL, publica en su portal un comunicado al respecto detallando las irregularidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *