Escándalo en el Ministerio de Defensa: una empleada denunció a un alto funcionario por abuso sexual

   Una vez más, otro escándalo de grandes proporciones sacude una dependencia del Ministerio de Defensa, la que conduce Héctor Lostri, Secretario de Ciencia y Tecnología para la Defensa, interventor de Fabricaciones Militares. Los amigos de Lostri no le dan tregua. Hoy nos referimos al Ingeniero Ricardo Buderacky, Presidente de CITEDEF. Es el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa, que depende de la Secretaria de Ciencia y Técnica para Defensa, a cargo del Interventor de Fabricaciones Militares. Belén Benzo, empleada en CITIDEF, denunció a Ricardo Buderacky por abuso sexual y confirmó esta información a Periodismo y Punto, hecho que se intentó ocultar por las autoridades, para evitar sumar un nuevo problema a la larga lista de irregularidades y delitos. El nombre de Belén recorrió los portales de espectáculos cuando se la vinculó sentimentalmente con el futbolista Matías Defederico, actual pareja de la modelo Cinthia Fernández, lo que suscitó un conflicto por una supuesta infidelidad del deportista.

Ricardo Buderacky procede como Lostri del Gobierno de la Ciudad, dónde tenía a cargo la Dirección de Tránsito Inteligente, sin ninguna experiencia, como su jefe, en Defensa o Ciencias de la Defensa. Fue denunciado en varias oportunidades por malos manejos de los bienes del estado, y por no propiciar la regularización de los trabajadores a su cargo en estado de precariedad laboral desde hace más de diez años, con salarios que están por debajo de lo que se considera línea de la pobreza.

Lo más grave, respecto del al Ingeniero Ricardo Buderacky y como ocurre en Fabricaciones Militares, cuestiones publicadas también por este portal, son las denuncias por parte de los empleados, de abuso de autoridad, sumando hoy un nuevo delito por abuso de poder y abuso sexual, dado a conocer por la empleada subordinada a él. La denuncia se conoció en Noviembre de este año, venía ocurriendo desde marzo. El caso fue elevado por la autoridad gremial que los nuclea, a la AGN, dónde obran las pruebas, teniendo conocimiento de esto Héctor Lostri y el Ministro de Defensa Julio Martínez. Burderacky ha sido suspendido por el término de 30 días de sus funciones y tiene orden de no aparecer por el organismo. El interventor de Fabricaciones Militares, de donde depende el organismo de la empleada denunciante, se ha comprometido a recibirla la próxima semana y arbitrar los medios para brindarle contención.

Periodismo y Punto se comunicó con Belén, quién confirmó la historia: “Me costó ir a la Justicia porque él (por Buderacky) me decía que tenía contactos fuertes y los mejores abogados, me hacía creer que lo que presentara a la Justicia podía quedar como que yo mentía”. Incluso pudo aportar elementos parar corroborar los hechos. “Presenté pruebas e hice una denuncia a una fiscalía”, agregó la empleada, quién afirma que actualmente no puede concurrir al trabajo por el golpe psicológico que significó el acoso.

Recordemos los maltratos denunciados por el personal, el nombramiento indiscriminado de amigos y parientes, incluso su propio hermano, Darío Lostri, la salida en medio de una denuncia de acoso de Christian Fernández, disputa que había comenzado con los hermanos Lostri por el uso de los vehículos oficiales. Sobre esta salida nunca apareció la renuncia ni la desvinculación en el boletín oficial. Héctor Lostri tiene la potestad de nombrar personal por medio de resoluciones, así elude el control de la jefatura del gabinete del Ministerio de Defensa, y del propio Ministro Julio Martínez. Cabe recordar además, el escándalo que envolvió a la Dirección General de Fabricaciones Militares, que fue primicia de este portal, la contratación directa por urgencia de la empresa de Nacho Viale (nieto de Mirtha Legrand) para asesoramiento de imagen de la Dirección, contrato que nunca pudieron explicar las partes con claridad, ni justificar su existencia, que ascendía a un millón y medio de pesos. Había sido también una investigación de este portal quién llevó ante la justicia al matrimonio de la organización política La Cámpora, Santiago Rodríguez y Bárbara Grane, por los desmanejos de fondos cometidos durante la administración anterior.

Según los delegados gremiales, en el CITEDEF, que depende del Ministerio de Defensa de la Nación que conduce Julio Martínez, el 44% de los 600 trabajadores cobra sueldos por debajo de la canasta básica. Se trata de ingenieros que perciben menos de 12 mil pesos, encuadrados en uno de los tres convenios contractuales existentes en el organismo, el Régimen Científico. Sus salarios son menores a los de otros profesionales que se desempeñan en el CONICET, CNEA o INTI. Hoy, gracias a la acción y el acuerdo de la delegación gremial, cuyo representante es Alejandro Gallardo, se consiguió contratar a 400 de los empleados por 3 años, sacándolos transitoriamente de la condición de precariedad.

Aunque el presidente Burderacky nombra asesores y asesoras con sueldos que cuadruplican a los de los empleados pre-existentes a su gestión, se ha acordado con las autoridades del Ministerio de Defensa regularizar en etapas los salarios que perciben como sumas no remunerativas, o en negro.

La Junta Interna de Delegados de ATE CITEDEF denuncia que el actual presidente del organismo utiliza un vehículo 4×4 para desplazarse de su domicilio al organismo adoptándolo como propio, como así también uno de sus asesores utiliza una camioneta Citroën Berlingo para desplazarse desde su domicilio hasta CITEDEF. El funcionario utiliza una grúa del Gobierno de la Ciudad para su provecho personal: recolectar paltas. Y de paso cambiar la luminaria.

Por otros medios se ha denunciado la construcción de un solárium para uso de los asesores, tal como lo habían hecho los camporistas en el edificio principal de Fabricaciones Militares y que Lostri amplió en la dirección a su cargo, como así también oficinas, volteando paredes, realizando obras de elevado costo con fines de control, pero también de estética, según los propios empleados de la dependencia del Ministerio de Defensa. Las plantas que dependen de la Dirección General de Fabricaciones Militares operan hoy en un 50 % de su capacidad, las plantas químicas a punto de parar por falta de mantenimiento, existen decenas de reclamos por chalecos antibalas que no se entregan a las fuerzas de seguridad.

Es paradigmático el paralelo del modo de gestión de ambas reparticiones, en ambos organismos, CITIDEF y DGFM, los trabajadores con más años esperan ansiosos el retiro voluntario porque no tienen esperanzas en las gestiones, no se encuentran motivados porque ven repetirse prácticas como una línea de trabajo, uso de los bienes del estado como propios, nombramientos de amigos y parientes con sueldos que superan los existentes con años de carrera.

Según pudo averiguar este portal, contra Buderacky también existiría una denuncia por malversación de fondos y reclamos de que sus asesores tienen parados todos los proyectos de investigación desde hace un año.

Alicia Panero

Colaboración: Sebastián Turtora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *