Entre Ríos: Gualeguaychú también se sumará a la prohibición del Glifosato

  La iniciativa replica la decisión adoptada por Rosario y va a contrapelo de la reciente defensa de los agroquímicos que realizó el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere. “El proyecto nació de la preocupación por los casos de cáncer en la ciudad”, explicaron.

“El glifosato no causa ningún tipo de daño”, dijo días atrás el extitular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, tras asumir oficialmente como ministro de Agroindustria de la Nación.

A contrapelo de este lineamiento, dos localidades representativas del agro declararon la guerra al herbicida. Una de ellas es Rosario, donde hace una semana los ediles votaron por unanimidad la prohibición del uso del glifosato en la zona periurbana.

La otra es Gualeguaychú: allí el secretario de Desarrollo Social y Salud, Martín Roberto Piaggio anunció que el Departamento Ejecutivo enviará al Concejo Deliberante un proyecto referido al uso de agroquímicos (se exigirá un permiso y habrá control de su aplicación) y otro, que prohíbe el uso, venta y acopio de Glifosato.

Las propuestas de ordenanza surgen en el marco del anuncio de los resultados del estudio de cáncer en la ciudad, llevado a cabo por la Municipalidad, y a consecuencia de “la preocupación que hay entre todos los vecinos por los casos en la ciudad”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

No obstante, se apuesta a trascender los límites de la ciudad: “esperemos que comunidades aledañas como Pueblo Belgrano y otros ejidos del departamento también decidan ir por este camino para así poder estar a salvo de agrotóxico de comprobada nocividad sobre la salud humana”, señaló Piaggio.

Según pudo saber El Día de Gualeguaychú, la iniciativa del oficialismo no tendrá mucha resistencia en el Concejo Deliberante. “Me parece importante que del propio oficialismo salga este tipo de proyectos, porque sin lugar a dudas va a ser aprobado seguramente en poco tiempo”, afirmó el concejal de UNA, Andrés Sobredo, en declaraciones al diario local. Para el edil, la iniciativa no puede pasar para el año próximo.

Mientras que la sanción de la ordenanza parece un paso alcanzable, no se descartan la emergencia de otras tensiones alrededor de estas iniciativas.

En el caso de Rosario, luego de la aprobación, el campo comenzó a presionar a la intendenta Mónica Fein entendiendo que la reglamentación de la medida deja un “mal precedente” para la agricultura. Lo que suceda o no en la ciudad de carnaval del país aun está en el orden de lo intuitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *