En sólo un año, Federico Sturzenegger incrementó su patrimonio en un 54,6%

Sturzenegger-declaraciones-El ex presidente del Banco Ciudad informó depósitos por $ 3,6 millones en el Ducado de Luxemburgo, que fue considerado paraíso fiscal por el GAFI. En 2012, el economista preferido de Macri le asignó a una casa de 300 m2 un valor de apenas $ 81 mil.

Federico Sturzenegger, actual diputado nacional por el PRO, declaró un crecimiento patrimonial del 54,6% entre 2012 y 2013. No sólo eso: a pesar de haber presidido un banco público, el Ciudad, tiene depósitos por el equivalente a $ 3,6 millones en el Gran Ducado de Luxemburgo, un país que hasta principios de 2011 era considerado un paraíso fiscal por el GAFI.

Sturzenegger es visto por sus aliados y algunos de sus críticos como un «mago de las finanzas». Antes de su asunción en el Ciudad, la entidad registraba pérdidas anuales por más $ 160 millones. En tanto, cuando el oriundo de Rufino dejó su puesto para desembarcar en el Parlamento, las ganancias rondaron los $ 1300 millones.

Pero ese superávit desató de inmediato una discusión sobre el rol que el macrismo asignó al banco público. Según un informe de La Fábrica Porteña, el Ciudad había otorgado el 39,3% de sus créditos a grandes empresas, mientras que las pymes habían recibido tan sólo el 7,7 por ciento.

La fortuna personal de Sturzenegger creció también a pasos agigantados. En 2012, uno de los economistas preferidos del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, había declarado bienes $ 6,685 millones. Un número que –un año después– se elevó a $ 10,342 millones, un salto del 54,6 por ciento. El legislador adujo en su declaración jurada el aumento a una «diferencia de valuación entre los mismos bienes a principios y final del año», que situó en $ 2,930 millones.

RELATO VS REALIDAD.

En 2012, a propósito de una conferencia que dictó sobre federalismo, coparticipación y desarrollo regional, Sturzenegger acusó a la Rosada de «tener un relato perfectamente opuesto a la realidad». No pasó mucho tiempo hasta que en su declaración patrimonial asignó a una casa de 300 m² un valor de apenas $ 81 mil.

Se trata de una cifra que no permitiría siquiera comprar la mitad de una cochera en cualquiera de los 48 barrios porteños, y que equivale a una cuarentava parte de lo que costaría una casa de esas características en Barracas, por citar un ejemplo.

Para 2013, aumentó la cotización del inmueble a $ 148 mil, un número todavía alejado de los valores actuales de propiedades de ese tipo, e incluso más humildes, en la Argentina.

Tampoco parece guardar demasiada relación con las cotizaciones actuales su casa de 495 m² en la coqueta localidad bonaerense de Martínez. El ex titular del Ciudad posee un 90% de ese inmueble y le da un valor total de $ 1,28 millón.

Sturzenegger declara activos financieros por varios millones de pesos. Tiene un plazo fijo por $ 180 mil, $ 200 mil en efectivo, además de dinero en el exterior en forma de bonos o títulos. El lugar elegido para guardar la mayoría de los papeles es Luxemburgo. Allí dijo tener una cuenta por el equivalente a $ 645 mil y $ 1,1 millones en títulos de IRSA, la megaempresa que tiene sus principales emprendimientos precisamente en la Ciudad. También posee dos cuentas en los Estados Unidos por una cifra cercana a los U$S 60 mil. Pero la gran parte de su dinero está en Luxemburgo, se trata de $ 3,64 millones.

El escándalo del megacanje 

Con una crisis que avanzaba rápidamente en el horizonte, el entonces presidente aliancista Fernando de la Rúa decidió acudir a Domingo Cavallo para evitar la fuga de dinero al exterior que entre enero y marzo de 2001 había llegado a 5000 millones de dólares. El padre de la Convertibilidad llegó acompañado por un equipo que integraban Horacio Liendo como asesor y Federico Sturzenegger, en ese entonces, secretario de Política Económica. Para retrasar los vencimientos de la deuda, Cavallo propuso un “Megacanje” de bonos del que participarían siete bancos, encabezados por David Muldford, amigo personal del cordobés. Por participar de la operación, los bancos, que ya poseían la mayoría de los bonos, cobraron comisiones por U$S 150 millones. El escándalo estalló varios años más tarde y en 2009 el fiscal Federico Delgado pidió los procesamientos de Cavallo, Sturzenegger, Liendo y otros seis funcionarios. Recién a principios de este año el juez federal Sebastián Ramos llevó adelante la medida y procesó a los funcionarios por «negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública». Estaban acusados de haber participado en reuniones con los bancos previas al lanzamiento del megacanje. «Las probanzas aunadas permitieron develar que el entonces ministro de Economía efectuó manipulaciones para llevar a cabo la maniobra», explicó el juez en su fallo. Seis meses más tarde la Cámara Federal sobreseyó a todos los acusados, entre ellos Sturzenegger, con la excepción de Cavallo. Esa decisión fue apelada.

 

Fuente: Diario Argentino

El Multimedios El Sindical, hace ya varios años, ha denunciado tanto al ex presidente del Banco Ciudad Federico Sturzenegger y al vicepresidente Juan Curutchet, por negocios incompatibles, licitaciones sospechosas, prestamos y emprendimientos que implicaban pérdidas para el patrimonio del banco público. También denunciamos la incongruencia de sus declaraciones juradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *