En juicio abreviado condenan al hijo de Federica Pais a 3 años de prisión

El hijo de la periodista y conductora fue condenado por tres hechos de robo cometidos con armas de utilería, durante un fin de semana de febrero en Vicente López y San Isidro.

El hijo de la periodista y conductora Federica Pais, Dante Casermeiro, fue condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso en un juicio abreviado por tres hechos de robo cometidos bajo la modalidad «motochoros» y con armas de utilería, durante un fin de semana de febrero en los partidos bonaerenses de Vicente López y San Isidro.

Así lo aseguraron fuentes judiciales al señalar que uno de los condenados es Dante Casermeiro (19), hijo de Pais, y el otro es Octavio Laje, hijo del economista Guillermo Laje.

Los jóvenes, que en su momento fueron bautizados como los «motochoros VIP», evitaron el juicio oral y fueron condenados en un juicio abreviado tras un acuerdo entre las defensas y el fiscal de Vicente López, Martín Larramendi.

Voceros judiciales destacaron que, además, el acuerdo contó con la conformidad de las víctimas de los asaltos.

La sentencia fue homologada por el juez Pablo Rolón, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Isidro, y en ella se le impuso a Laje la pena de tres años de prisión efectiva por tres hechos de «robo agravado por el uso de arma de utilería», dos consumados y otro en tentativa.

Laje se encuentra detenido pero alojado en un centro de rehabilitación de Boulogne, donde está internado bajo tratamiento por su adicción a las drogas.

En el caso de Casermeiro, quien estaba excarcelado bajo una fianza de 150.000 pesos desde el 4 de abril, fue condenado a tres años de prisión pero en suspenso y por sólo dos de los hechos, uno de ellos en grado de tentativa.

Al evaluar las condenas, Rolón aclaró en su sentencia que «en el juicio abreviado el juez mantiene su facultad de valoración sobre el grado de culpabilidad que le cupo al imputado por el hecho y su concreción material en la escala legal, pero encuentra el limite en la pena pactada por el acusador y la defensa del imputado, por encima de la cual no puede fijar el reproche».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *