El «Vía Crucis» de los que buscan justicia

Dice el dicho popular que SI LA JUSTICIA ES LENTA NO ES JUSTICIA y son muchos los familiares de víctimas en la Argentina que llevan un doloroso y complejo camino en busca de justicia.

Casos de injusticia, de impunidad y olvido sobran para relatar, pero existen pocos casos tan claros para juzgar y que a pesar de ello, por el mal desempeño de uno de los magistrados, todo se complico.

Una reseña del caso

Cerca de la medianoche del 29 de noviembre de 2010, el sargento Federico Adrián Francia, que cumplía funciones de custodia del entonces gobernador bonaerense Alberto Balestrini, fue asesinado a balazos por dos sujetos que intentaron asaltarlo cuando se detuvo con su auto a comprar en un quiosco en la localidad de Ciudad Evita. Por el crimen, que generó una enorme repercusión, se logró la detención de los sospechosos, aunque nunca se encontró el arma homicida, y luego de una larga investigación, se desarrolló un juicio, en el que los acusados fueron absueltos por el “beneficio de la duda”, en un fallo considerado “escandaloso”, a partir de la relación de amistad entre el abogado defensor de los imputados y uno de los magistrados del Tribunal Oral Criminal Nro. 2 de La Matanza.

La familia de la víctima apeló aquella sentencia de primera instancia, dictada en octubre de 2012, hasta que, un año más tarde, la Sala II de la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires ordenó la sustanciación de un nuevo juicio. Hoy, a partir de las 8, ese debate, al que fueron citados los mismos testigos, los dos acusados por la muerte del sargento Francia deberán afrontar este segundo debate, en la que se espera “una condena, luego de tanto tiempo y tantas irregularidades que tuvimos que soportar”, expresó Gladys Jaime, madre del policía, de entonces 31 años, quien confía que “esta vez, espero que se haga justicia”.

Ahora el juicio oral y público se desarrollará ante el Tribunal Oral Criminal Nro. 4 de La Matanza, con otros magistrados, distintos abogados de las partes y los acusados con diferentes situaciones procesales, debido a que luego de la polémica absolución, se habrían visto involucrados en otros hechos delictivos. Cabe señalar que los acusados son Leonel Benavídez (de 28 años y libre en la actualidad ) y Leandro Hue Debacelar (32 y preso por otro robo, también cometido en Ciudad Evita), quienes afrontarán el cargo por el delito de “homicidio calificado criminis causa”.

“Han pasado más de seis años y acá estamos, como volviendo a empezar todo de cero. Tuvimos una experiencia traumática con el primer juicio, pero, a pesar de que tenemos que volver a vivir todo aquella, sabemos como familia que mientras no haya justicia, no habrá duelo posible. Esperemos que este Tribunal valore todas las pruebas que hay y las declaraciones de los testigos, no como sucedió anteriormente, cuando hubo cosas poco claras e intentaron que todo quedara en la nada”, manifestó la mamá del sargento Federico Francia.

La demora, luego del fallo revocado por Casación, respondió a los recursos interpuestos por quien fuera abogado de los acusados, Marcelo Mazzeo, hasta que la sentencia que ordenó el nuevo juicio quedó firme. “Nosotros seguimos adelante con la denuncia por mal desempeño de funcionario público contra el juez Arturo Federico Gavier, quien no se excusó de intervenir en el primer debate, pese a la relación de amistad con el letrado defensor de los imputados y que fue el motivo de aplazar casi un mes en dar a conocer la sentencia que los absolvió por un sospechoso beneficio de la duda”, enfatizó Gladys Jaime.

En aquella oportunidad, la abogada del Centro de Protección de los Derechos de las Víctimas bonaerense, Adoración Gutiérrez, en representación de la familia Francia (ahora, es asistida por el letrado Walter Fidalgo), demostró que el juez Gavier y Mazzeo eran amigos y habían estado de vacaciones en San Luis y Córdoba durante 20 días como ‘motoqueros’ en el lapso transcurrido entre los alegatos y el veredicto, incluso sin que el magistrado hubiera pedido licencia. Se presentaron 150 fotos publicadas en la red social Facebook para respaldar la apelación, que fue acompañada por el fiscal Jorge Yametti y luego avalada por los camaristas.

Con todo lo expuesto para recusar al Juez y solicitar su Jury, no deberían existir motivos para que el magistrado sea sometido a juicio y reciba la correspondiente sanción, mucho daño ha hecho su inconducta y ha deshonrado la magistratura, no debería caerse el pedido de juicio por falta de acción de los responsables de enjuiciar al Juez y deberían dar explicaciones por las injustificadas demoras.

Aclaración

Durante la entrevista, la señora Gladys Jaime, hace referencia a un abogado de la Secretaría de Enjuiciamiento, el cual posteriormente nos aclaró se trata del Dr. Miguel De Lecica.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *