El Sindicato Obreros de Maestranza (SOM) anunció que el próximo jueves se reunirá nuevamente con los representantes de las cámaras empresarias de ese sector para reclamar un segundo aumento salarial para este año.

En el marco de las paritarias, los representantes del gremio, encabezado por el secretario general, Oscar Rojas, ya se sentaron en la mesa de negociaciones con los representantes de las cámaras empresarias, reclamando elevar el salario para el segundo semestre del 2011.

El objetivo que persigue ahora el SOM, es elevar en este segundo semestre el salario mínimo en esa actividad de 2.700 a 3.500 pesos por mes.

El gremio con 45 mil afiliados había conseguido en el primer semestre, un aumento salarial del 28,5 por ciento en un acuerdo semestral con tenia vigencia desde el 1 de Marzo, al 31 de julio pasado, que elevó el salario básico en esa actividad a 2.700 pesos.

El SOM adelantó que si bien tanto los representantes de la CGT y de la CTA se aprestan a sentarse a negociar con empresarios y el Gobierno un nuevo incremento para el Salario Mínimo, Vital y Móvil, no será impedimento alguno para llegar a un entendimiento con las cámara del sector en las reuniones que se avecinan.

En un comunicado, Rojas aseguró que “es necesario y urgente otorgar un aumento para los trabajadores de maestranza y llevar el salario básico a 3.500 pesos”.

Agregó que con 2.700 pesos de salario “nuestros trabajadores deben que hacer magia para llegar a fin de mes, así que esperamos llegar a un entendimiento lo mas urgente posible con nuestros patrones dado que, los incremento de precios en los supermercados sigue haciendo triza nuestro poder adquisitivo”.

Enfatizó además “es falso y mentiroso que desde la Unión Industrial Argentina se diga que, otorgar un aumento salarial en este contexto es contribuir a la informalidad laboral”.

En tanto, el secretario gremial del SOM, Leonardo Cardinale, aseguró que “los aportes patronales son mínimos para un trabajador de nuestro sector, no reconocerlo como tal, si es estar engrosando las listas del trabajo en negro en el país”.

Por el eso el dirigente sostuvo que “cada vez que un trabajador sale a reclamar salarios los bufones de la UIA salen a sembrar terror en la sociedad, no es ni inviable, ni desproporcionado otorgar un nuevo aumento para este año, el (SOM) firmo su acuerdo salarial por 180 días, ahora es menester volver a discutir salarios para el siguiente semestre”.