Durante años, el restaurante “Como en el tren” ubicado en la Av.Donato Álvarez 173 del barrio de Caballito era recomendado como el único restaurante de la Ciudad de Buenos Aires que recreaba un vagón comedor original de 1914 y se destacaba por sus platos, especialmente las pastas, hoy la realidad parece ser otra.

Así lo describían

Ubicado en un coche comedor del ex ferrocarril Entre Ríos, Como en el Tren mantiene intactos los detalles de época que permiten volver el tiempo atrás y situarse mágicamente en los inicios del siglo pasado.

El lugar ofrece exquisitos platos elaborados en el momento con materia prima de la más alta calidad, y a precios accesibles. Como especialidad de la casa el chef ofrece, con sutil toque italiano, pastas artesanales con diferentes salsas.

Como en el Tren es la propuesta ideal para aquellos que buscan disfrutar de una cena en pareja en un lugar romántico y con una cálida atención.

El restaurante hoy

Pasadas las 21:30 hs. llegamos al restaurante con la idea de cenar y hacer algunas fotos, ya había cenda varias veces en el lugar y tenia buenos recuerdos.

Fue entrar y notar un molesto calor en el interior del vagón, los pequeños vetiladores apagados y las mesas cubiertas por varios insectos que atraídos por las luces interiores no dejaban de caer dentro de las copas y los platos de los que comían en otras mesas.

La mala impresión aumentó cuando la moza nos trajo la carta, la misma constaba de una carilla y media, tres ofertas de tablas, tres comidas poco elaboradas, pizza (una sola variedad), milanesa y pollo, algunos vinos y un solo postre. Resignados por no poder degustar las variedades que solía ofrecer, pedímos polló y la respuesta de la moza fue que hoy solo podían ofrecer tablas mientras un bicho subía por su delantal, obviamente nos levantamos decepcionados y nos fuimos del lugar.

Un verdadera lástima como un sitio que ofrecía una velada distinta terminó en un lugar en decadencia.

Por  Marcelo Ricardo Hawrylciw