El gobierno nacional anunció reducciones en los subsidios a las tarifas de entre un 20 a un 80%

De-Vido-y-KicillofEl recorte afectará a los hogares y a los comercios pero no a las industrias. El excedente será reasignado a las asignaciones universales y al Plan Progresar. Habrá premios para quienes realicen un «consumo responsable» y una lista de exceptuados. Los usuarios con mayor capacidad de pago serán los que pierdan el mayor porcentaje de la ayuda.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció que habrá una reducción de subsidios que en términos globales significa un «recorte del 20 por ciento«.  Sin embargo en el caso de los usuarios de mayor consumo, la reducción llegará hasta el 80% para el gas. La nueva disposición regirá para hogares y comercios pero no para las industrias, porque el Gobierno busca beneficiar «la competitividad» del sector.

«Cuando uno se imagina una pileta climatizada, en una casa con 200 metros cuadrados, estufas prendidas todo el día… Bajo ese esquema la reducción de los subsidios es más fuerte. Por esto estamos hablando de franjas y de promedios«, especificó Kicillof.

La quita de los subsidios contempla premios para quienes realicen consumos responsables y se instrumentará en tres etapas graduales: la primera comenzará el 1° de abril; la segunda el 1° de julio; y la tercera el 1° de agosto.

Kicillof aseguró que los sectores más vulnerables ingresarán en una lista de exceptuados que ya entró en vigencia. A modo de ejemplo, indicó que los beneficiarios de planes sociales y los exentos del ABL continuarán con sus tarifas subsidiadas al 100 por ciento.

El Gobierno aseguró que no se trata de un recorte sino de una «reasignación de subsidios» porque continuará apostando a esta política como un elemento que dinamiza la economía. «Para los consumidores, los subsidios representan un incremento en sus ingresos disponibles. En la industria es más competitividad y más empleo», argumentó el titular del Palacio de Hacienda.

Quita de subsidios al gas

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido aplicó la evolución de las facturas promedio de gas, según los consumos de cada usuario. En el caso del 55% de los hogares que abonan hoy una factura entre 20 y 44 pesos por bimestre, el funcionario señaló que «tendrán al cabo de las tres etapas una reducción del subsidio total que representará entre 20 y 76 pesos por bimestre, es decir entre un 17 y un 20% de reducción del subsidio en promedio».

El 45% de los usuarios restantes que en promedio paga 110 pesos por bimestre, según De Vido tendrá una redición de 228 pesos bimestre en promedio, que «representa una reducción de los subsidios que va de entre un 33 hasta un 80%, para aquellos con mayor consumo y mayor poder adquisitivo».

El ministro detalló que «los hogares que al cabo de las tres etapas reúnan una reducción del 44% tiene un equipamiento mínimo, para justificar ese consumo de: dos cocinas, comedor, sala de estar, tres dormitorios, un quincho, un salón de usos múltiple, tres estufas de 3 mil calarías por horas funcionando a pleno durante 8 horas en un día de invierno y un calefón funcionando a pleno durante 90 minutos por día».

Asimismo, aclaró que «los hogares que alcancen la máxima reducción de subsidio (los R3/4) tiene el siguiente equipamiento: dos cocinas, comedor, sala de estar, cuatro dormitorios, sala de juegos, estudio, quincho, pileta, dependencia de servicio, caldera o piso radiantes de 20 mil calorías horas funcionando a pleno 7 horas por día en invierno y calefón funcionando a pleno durante 120 minutos por día».

Aysa

El ministro De Vido informó que en el caso de los usuarios de Aysa, el recorte será de 1 a 2 pesos por día para el 65% de los usuarios. El 35% restante pagará un recargo de $2,6 cada 24 horas. Para ello se realizó una «rezonificación». Los barrios de mayor poder adquisitivo son quienes tendrán la mayor quita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *