El ciberdelito aumentó un 500%, aprovechándose de la cuarentena

Apps maliciosas, webs y campañas falsas vía mail, celular y WhatsApp son algunos de los delitos más frecuentes en la actualidad.

Mientras la mayoría de los argentinos cumple con el aislamiento obligatorio decretado por el gobierno nacional y, como consecuencia, suelen utilizar más Internet, ya sea para trabajar, navegar por la web o escuchar música, la ciberdelincuencia ha encontrado en el Coronavirus el caldo de cultivo perfecto para crecer.¿Qué opinan los expertos?

«Hace tan sólo unos días, desde la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas de la Ciudad de Buenos Aires (Ufedydi), informaron que las denuncias por delitos informáticos aumentaron un 500%», señaló Daniel Monastersky, abogado, especializado en Delitos Informáticos, Protección de Datos Personales y Reputación Online.

«Siempre se aconseja que los cambios deben ser implementados de a poco, por etapas. De pronto, y sin previo aviso, muchas personas han sido obligadas, constreñidas y forzadas a desarrollar su actividad desde sus hogares, utilizando plataformas que, quizá, nunca habían utilizado en su vida, sin supervisión ni seguridad alguna», aseguró el profesional.

Según Monastersky, «los delincuentes informáticos están aprovechando la desesperación de la población para lograr sus objetivos. Para ello, están creando apps maliciosas, webs y campañas falsas vía mail, mensajes de texto y WhatsApp». En esa línea, destacó que «los delitos mas denunciados son la suplantación de identidad (para robar información y cometer otros fraudes), el grooming (acción de un adulto de acosar sexualmente a un niño a través de medios digitales), hostigamiento digital, explotación sexual infantil, acceso ilegítimo a través de plataformas de videoconferencia y difusión de contenido íntimo sin consentimiento».

«Todo esto hace que sea fundamental generar espacios para desarrollar campañas de educación y concientización digital», agregó.

Con respecto a qué recomienda hacer ante un engaño, Monastersky indicó: «Cada tanto vuelve a circular de manera masiva un tipo de mail que contiene información supuestamente de actividades sexuales que ha realizado el destinatario. Si bien los datos que detallan respecto de la contraseña del usuario son reales, esa información fue obtenida de fugas de datos masivas que han sufrido compañías tecnológicas en el pasado (Adobe, Yahoo, Linkedin, entre otras). En ese caso se recomienda eliminar ese mail de inmediato y la actualización la contraseña en cuestión (si no lo ha hecho anteriormente)».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *