El Cholo García, Hernán Doval y Daniel Ferro llevan al STMA a una grave crisis

   Los mencionados dirigentes sindicales, García, Doval y Ferro, han ido llevando al STMA a una crisis no solo económica, sino que se han visto envueltos en denuncias de todo tipo y en la práctica los trabajadores afiliados han perdido calidad de atención en la obra social, así como se restringieron o no se prestan algunas especialidades.

Antes que cualquier medio desde El Sindical hemos advertido hace ya unos años el despilfarro de miles de pesos mensuales autorizados primero por el Cholo García y luego por Doval en gastos de publicidad que tuvieron como beneficiario a Daniel Ferro, algunos tan ridículos como el financiar un programa radial los fines de semana en Mar del Plata, de un sindicato que es de Avellaneda, o programas grabados para cable que nadie vio y otros que nunca se emitieron.

Fueron muchas las denuncias de afiliados que ante una emergencia no encontraban un sanatorio o clínica que los atienda por la falta de pagos del sindicato, eso sí, los descuentos siempre se realizaron.

La supuesta representación de los derechos de los trabajadores es sin dudas una CAJA codiciada, por algo Avellaneda ha tenido el absurdo de tener 3 y hasta 4 gremios pretendiendo defender los derechos de los trabajadores, incluso el propio STMA ha tenido deserciones como la de Daniel Aversa entre los más destacados, ahora desde adentro la conducción del sindicato se ve alterada por las intenciones de Walter Fariñas de disputar a Doval y García el secretariado general al frente de su Agrupación 17 de noviembre, lo que ha generado una escalada de denuncias cruzadas en las que García, Doval y Ferro han quedado en evidencia como unos mentirosos.

La estrategia del trío ha sido polarizar la lucha con el intendente Jorge Ferraresi, acusándolo de beneficiar a SUMA, UPCN y la obra social OSCO salud, en esa necesidad de “tapar” sus propios errores y perjuicos causados el sindicato han llegado al colmo de hacer una alianza con CAMBIEMOS y pautar con seudo medios locales que critican al intendente por la pauta con el PRO.

Esta “guerra sucia” solo tiene como víctimas a los afiliados, a los trabajadores municipales que son tironeados por cuestiones que van más allá de la política y que son netamente económicas porque estos sindicalistas no quieren perder los privilegios de viajar por el país con TODO PAGO ni cambiar su nivel de vida de confort y lujos que no tienen los trabajadores que generalmente terminan mendigando atención y en muchas ocasiones son maltratados por los profesionales que trabajan en los consultorios de la obra social sin que el sindicato los contenga.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *