El CASI suspendió a uno de los rugbiers imputados por el crimen de Villa Gesell

La institución de San Isidro sancionó Máximo Thomsen, socio del club, acusado como co-autor del asesinato de Fernando Báez Sosa.

Tras haber quedado imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa como coautor del homicidio, el Club Atlético San Isidro informó a través de un comunicado la suspensión como socio de Máximo Thomsen.

La citada entidad tomó la decisión de suspender del padrón del club al joven de 20 años, quien es socio del histórico club de la zona norte del conurbano bonaerense, tras ampararse en el artículo 27 del club.

El artículo 27 del estatuto de la institución indica que “los socios están obligados al cumplimiento de las disposiciones del Art. 26 del presente Estatuto. El que así no lo hiciere, podrá ser pasible de las sanciones de apercibimiento, sanción o expulsión dictadas por la H.C.D por simple mayoría de votos”.

Pese a la suspensión Thomsen se verá obligado a pagar la cuota mensual del club, pero no podrá concurrir a ningún local de la institución «durante el tiempo que dure la suspensión».

Sin embargo, para que el joven pueda ser expulsado del club debería tener «una conducta inmoral afuera de la cancha comprobada» como «una condena firme dictada por el fuero penal de cualquier país por la comisión de un delito doloso».

El joven enfrenta la imputación de coautor junto a Ciro Pertossi del homicidio de Báez Sosa, por lo que ambos podrían enfrentar potencialmente una pena de prisión perpetua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *