El Arzobispo Jorge Bergoglio volvió a denunciar

En la tradicional celebración frente a la Plaza de Mayo dijo que «en  las puertas de las escuelas se vende muerte» y llamó a los responsables a  hacerse cargo. Pidió enseñar que la mansedumbre y el diálogo son  mejores que la agresión y la crispación».

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, volvió a denunciar este martes que en las puertas de los colegios porteños se vende droga y aseguró que «de esto hay mucha gente responsable».

«En las puertas mismas de las escuelas se vende muerte, hay mucha gente responsable de que se haga llegar esa dosis de muerte», aseveró el purpurado al presidir la Misa por la Educación en la catedral metropolitana frente a la Plaza de Mayo.

El primado argentino sostuvo que «esto es muy evidente. Todos nos escandalizamos y decimos »»qué barbaridad»». Pero, sin embargo, ¿qué se hace?». Por lo que se preguntó «quién le pone remedio a esto».

En un momento de su homilía, ante unos 3 mil alumnos de escuelas privadas y públicas de la Ciudad, Bergoglio afirmó que «no sólo la droga mata, sino también el egoísmo y el desinterés de quienes tienen que educar con el ejemplo».

En su única referencia de tono político, exhortó a las comunidades educativas a enseñar que «la mansedumbre es mejor que la agresión, el diálogo mejor que la crispación y el respetuoso escucharse mutuamente es mejor que el insulto».

En el momento de las ofrendas, alumnos que se preparan para tomar la primera comunión depositaron flores delante de la imagen de la Virgen de Luján que presidía el altar.

La celebración eucarística, organizada por la Vicaría Episcopal de Educación que dirige el sacerdote Juan Torrella, comenzó a las 8.45 y llevó por lema «Educar para vivir, educar para convivir».

«Este año se quiere poner el acento en el valor de la vida y la convivencia, como tesoros personales y comunitarios a cuidar y proteger en cada comunidad educativa», habían subrayado en la convocatoria los organizadores.

Al final, fue reconocido el pueblo japonés en la persona de su embajador en el país, por los valores educativos y solidarios que quedaron en evidencia en la respuesta a la tragedia por el reciente terremoto y posterior tsunami, que provocó miles de muertos.

Finalmente, hubo un festival artístico en las afueras de la catedral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *