El alquiler ya se lleva casi el 42% de los salarios de una familia

Una encuesta realizada por la Asociación Civil Inquilinos Agrupados concluyó que, en promedio, el 42% de los ingresos totales de las familias inquilinas se destinan solo al pago del alquiler.

El alquiler es un dolor de cabeza para los trabajadores. Es que un porcentaje creciente se destina con ese fin. Una encuesta concluyó que, en promedio, el 42% de los ingresos totales de las familias inquilinas se destinan solo al pago del alquiler. 

Al hilar más fino, resulta que las condiciones no son iguales para todos. El porcentaje -de lo que ocupa el alquiler en el salario- se eleva en jóvenes (48%), adultos mayores (45%) y mujeres (43%), mientras que los hombres destinan el 38%. 

Son los resultados de un informe realizado por la Asociación Civil Inquilinos Agrupados, en el mes de noviembre, a 5.000 porteños que alquilan vivienda, que reveló Clarín.

¿Este 42% se explica porque los alquileres están por las nubes o porque los sueldos están por los pisos? ¿O una conjunción de ambas cosas? «Habría que plantearlo en términos más generales», analiza Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados.

«Los salarios aumentan una vez por año, en cambio los alquileres aumentan dos veces por año, en forma semestral. El metro cuadrado en la Ciudad, o sea el valor del suelo, es el más caro de la región. La vivienda está dolarizada: no solo aumenta en pesos, sino también en dólares. Y en la Ciudad tenemos una desregulación absoluta del mercado inmobiliario», continúa. 

Según sus registros, los valores promedios de alquiler son 14 mil pesos los monoambientes, 17 mil los dos ambientes y 25 mil los tres ambientes. A estos montos hay que agregarle las expensas que -según Muñoz- son muy difíciles de calcular porque «cambian todos los meses».

Además, la encuesta expone que gran parte del mercado inmobiliario se mueve dentro de la informalidad.

Por ejemplo, la evasión impositiva es un dato «alarmante». El 89% no recibe una factura al pagar el alquiler. Desagregando los resultados, el 54% recibe un comprobante no válido como factura, el 18% paga por depósito o transferencia y se queda con el comprobante que emite el banco y el 16% paga en efectivo y no recibe ningún comprobante. Solo el 11% obtiene una factura legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *