El ajedrez desarrolla capacidades intelectuales y motrices

Constru-ajedrezConsideran importantes que se generalicen los clubes de ajedrez en las escuelas primarias como gimnasios de neuronas en donde se aprende a pensar.

Eduardo Aguilar es director y fundador de Construajedrez, un club que busca promover la práctica de este juego, que por algunos es considerado un arte, e impulsar a los talentos que se vayan generando de este «gimnasio de neuronas».

El ajedrez es un deporte olímpico que tiene características de arte, deporte y ciencia. Eduardo comenta que como todo deporte, para tener éxito se requiere entrenar.

Generalmente a los deportes de arte, socialmente no se les reconoce como tal, ya que no se hace una activación física fuerte. Sin embargo es uno de los deportes que desarrollan mejor las capacidades de un niño.

Construajedrez busca romper con el esquema cultural que se tiene, trata de promover que pensar es divertido y que no necesariamente lo divertido tiene que ser algo vacío y sin esfuerzo.

El ajedrez es un juego milenario, que cualquiera pudiera pensar que con la aparición de las nuevas tecnologías y en pleno auge de la era digital, se puede perder. Contrario a eso, el ajedrez ha tenido un resurgimiento importante, en el que permite a los usuarios jugar partidas  en línea con gente de cualquier lugar del mundo, situación que disfrutan mucho los ajedrecistas. «Hoy se puede platicar por medio del lenguaje del ajedrez con una persona de China, Rusia, Azerbaiyán, o cualquier lugar del mundo.»

Así como el arte plástico o la música, en el ajedrez también se expresan y manejan emociones que producen un gran placer. Eduardo Aguilar comenta que es difícil explicar qué beneficios da practicar este deporte, y lo compara como explicar los sentimientos: «no puedes explicar lo que es el amor a alguien que no lo ha experimentado».

La toma de decisiones es uno de los elementos más fuertes del ajedrez y cualquier persona que practique este deporte, en su vida podrá tener la facilidad de tomar mejores decisiones en tiempos difíciles, que es la esencia del juego.

Una de las ventajas del ajedrez cuando se practica en niños, es que se desarrolla en ellos -así como con la lectura- un hábito de concentración y canalización de energía, una vez que quieran hacer otra actividad, les será más sencillo concentrarse y enfocarse.

Otra de las bondades que da el ajedrez, según dice Eduardo, es que se aprende a tomar responsabilidad sobre las decisiones tomadas y el proceso del juego; es casi una prohibición poner pretextos del porqué se perdió, -en caso que así haya sido- tal como se hace en otros deportes donde se culpabiliza todo el entorno, menos la toma de decisiones hechas al momento del partido.

En el norte del país se tiene la idea casi generalizada de que las cosas salen bien cuando uno trabaja mucho, pero casi nunca se nos enseña a pensar y hacer planes estratégicos para llegar a un objetivo. El ajedrez tiene la virtud de desarrollar esa capacidad en quienes lo practican. Algo tan sencillo como detenerse a pensar antes de actuar.

En Saltillo, el ajedrez está resurgiendo, después de tres años casi vacíos. Se practica el ajedrez de manera muy focalizada, ya que son 10 instituciones las únicas que manejan el deporte.

Algunas de las instituciones educativas que manejan clubes de ajedrez, son la Universidad Autónoma de Coahuila, la Universidad Autónoma del Noreste, el Instituto Tecnológico de Saltillo, la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro; colegios como el Oxford, el Nicolás Bravo, el Instituto Vivir, el Instituto de Estudios Superiores de Saltillo, el Liceo Freinet y el Colegio Americano.

Eduardo cree que sería importante que se impartiera de manera obligatoria la materia de Ajedrez en educación básica tal como se hace en países de primer mundo. Por poner unos ejemplos, en el caso específico de Armenia, decidieron revolucionar su educación implementando el ajedrez de manera obligatoria; en Bonn, Alemania, se sustituyeron las matemáticas por el ajedrez; y en Finlandia se implementa en los primeros años de educación, el ajedrez y el ping pong, para desarrollar la capacidad intelectual y motriz de los niños.

Es así como Eduardo Aguilar invita a los padres de familia a acercar a sus hijos en este deporte que les dará herramientas suficientes para su vida; y a los maestros les facilitará mucho más su trabajo.

Por: Jesús Cervantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *