Ejemplares condenas a los hermanos Alan y William Schlenker

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 conformado por Javier Anzoátegui, Hugo Decaría y Héctor Grieben dio a conocer hoy la sentencia a los implicados por el asesinato de Gonzalo Acro, el barra de River que fue baleado a la salida de un gimnasio en 2007. Alan y William Schlenker (instigadores del crímen), y Ariel «Colo» Luna (autor material), Rubén «Oveja» Pintos y Pablo Girón (coautores del asesinato) fueron sentenciados a cadena perpetua.

Además, Martín «Pluto» Lococo recibió 10 años de prisión, considerado participe secundario del homicidio.

Es la pena más dura en la historia para casos de violencia vinculados con el fútbol desde la sentencia a José «El Abuelo» Barrita, jefe de «La Doce», quien recibió 13 años de prisión en 1997 por el asesinato de dos hinchas de River luego de un Superclásico en La Bombonera, en 1994.

Sin embargo, los condenados Alan y William Schlenker permanecerán en libertad hasta que la sentencia quede firme. Un proceso que puede tardar entre 3 y 5 años, según informó, Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro.

En voto dividido, el TOC 15 resolvió mantener las excarcelaciones hasta tanto se pronuncie en apelación la Cámara Nacional de Casación Penal. Sin embargo, los hermanos Schlenker estarán obligados a cumplir con una serie de reglas de conducta.

Esas medidas incluyen la prohibición de salir del país, la entrega de sus pasaportes, no ausentarse de sus domicilios por más de 24 horas sin dar aviso al tribunal y presentarse del 1 al 5 de cada mes ante la Justicia.

Martín “Pluto” Lococo, condenado a 10 años de cárcel también continuará en libertad hasta tanto haya sentencia firme de la Cámara de Casación. Los otros tres condenados de ser autores materiales seguirán detenidos.

El tribunal consideró a los cinco acusados responsables del «homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso real con tentativa de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas», en este último caso por las heridas que recibió Gastón Matera, que acompañaba a Acro la noche que recibió los disparos que le causaron la muerte.

«El fallo es correcto, es lo que habíamos pedido excepto por la participación secundaria de Lococo. «Estoy sorprendido porque me preguntaba si los jueces tendrían el valor de condenar a estos muchachos», aseguró el abogado Mathis.

El padre de Gonzalo Acro, Alberto, estalló en llanto cuando escuchó de boca del presidente del tribunal, Hugo Decaria, la condena a perpetua para Alan Schlenker.

El mayor de los hermanos fue la contracara de esa expresión: meneó la cabeza y con gesto demudado clavó la mirada en los tres jueces -Decaria, Héctor Grieben y Javier Anzoátegui-, durante la lectura del veredicto.

Justamente Anzoátegui había votado en disidencia y solicitado que los tres condenados que están en libertad quedaran detenidos hoy mismo.

Luna, sindicado como el autor material de los disparos que mataron a Acro, escuchó la decisión de los jueces con la cabeza hundida entre sus rodillas y las manos cruzadas sobre la nuca.

En tanto, Pintos -quien esta mañana había pedido «no me arruinen la vida con una injusticia»- empalideció cuando escuchó la condena y se le llenaron los ojos de lágrimas.

Tras conocerse el fallo, Alberto Acro, el papá de Gonzalo declaró: «Por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país. Pero mi vida terminó con la muerte de mi hijo».

Fuente: Télam y DyN

Un comentario de “Ejemplares condenas a los hermanos Alan y William Schlenker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *