EEUU: Maestra tuvo sexo con alumnos y acabó presa

Jennifer-Fichter En el estado de Florida, en Estados Unidos, una docente de 30 años fue sentenciada a 22 de cárcel tras comprobarse que mantuvo relaciones carnales con tres jóvenes de 17 y que con uno de ellos quedó embarazada y se realizó un aborto.

Una profesora de Florida, Estados Unidos, que se había declarado culpable de tener sexo con varios de sus alumnos, fue sentenciada a 22 años de prisión.

Jennifer Fichter, de 30 años, trabajaba como profesora de inglés en la Central Florida Aeroespacial Academy, en la ciudad de Lakeland, localizada a las afueras de Tampa, al oeste de Florida.

En abril de 2014, Fichter fue arrestada después de que la madre de una de las víctimas la denunciara ante la policía tras haber encontrado mensajes de texto incriminatorios entre su hijo y la maestra.

Los investigadores del caso descubrieron que la mujer tuvo relaciones íntimas con tres estudiantes, todos de 17 años, e incluso tuvo una relación continua con uno de ellos que duró aproximadamente cinco meses, e involucró un embarazo y un aborto.

Durante la audiencia de la sentencia asistieron 33 testigos, entre los que estaba uno de los padres de una de las víctimas. Fichter, con lágrimas en los ojos, se dirigió a las víctimas y a su propia familia y les pidió disculpas diciendo que “sentía haberlos deshonrado”.

La maestra enfrenta 37 cargos criminales, cada uno de ellos de hasta 15 años de prisión, por contacto sexual con un menor. Antes de su trabajo en el condado de Polk, Fichter había renunciado a otro empleo en el condado de Orange por denuncias de conducta inapropiada con un menor que estaba en octavo grado.

Pero este no es el primer caso de este tipo. En 2005, una profesora de Literatura en una escuela, también de Florida, fue declarada culpable de corromper a un adolescente de 14 años.  El tribunal la condenó a tres años de arresto domiciliario y siete años de período de prueba, durante el cual le fue prohibido comunicarse con los menores de edad sin un permiso especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *