EEUU: lo demandan por llevarse los seguidores de Twitter de la empresa

La compañía Phonedog se presentó ante la Justicia y reclamó a un ex empleado una compensación de 340.000 dólares por llevarse sus «followers». Un Juez escuchará el caso y  decidirá a quién pertenece la cuenta en la red social.

Se trata de un caso atípico. En Estados Unidos, la empresa de telefonía Phonedog demandó a un ex empleado ante la corte federal de California y le reclamó una compensación de 340.000 dólares por llevarse a sus seguidores de Twitter al irse de la compañía.

Noah Kravitz trabajó para Phonedog durante cuatro años, de 2006 a 2010, y empezó a publicar en la red social con el usuario Phonedog Noah, una cuenta en la que se unía su nombre con el de la empresa.

Cuando dejó su trabajo, Kravitz cambió el nombre, pero mantuvo el perfil. Fue así como el ex empleado de Phonedog se quedó con 17.000 «followers». Ocho meses después, la empresa lo demandó y le reclama 2,5 dólares por cada uno de los internautas que lo siguen. Según el demandado, se trata de una represalia de la compañía por haberle pedido el 15% de los ingresos publicitarios brutos.

Phonedog, por su parte, aseguró que «los costos y recursos invertidos para consolidar su notoriedad y número de abonados en las redes sociales son importantes y la empresa los considera como su propiedad».

El próximo mes, un Juez de California escuchará el caso y decidirá a quién pertenece la cuenta de Twitter.

Fuente: Agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *