Duro cruce de acusaciones entre el gobierno de Vidal y la Asociación de Magistrados por los muertos en la comisaría de Transradio

 

El incendio de la Comisaría de Transradio que terminó con la muerte de siete detenidos reveló que en lugar había presos alojados cuando en realidad la Justicia lo había prohibido. El luctuoso y confuso hecho disparó la discusión sobre la superpoblación en unidades penales y seccionales policiales. Dos datos parece explicar esa situación: el Ministerio de Justicia bonaerense no entrega ya pulseras electrónicas para controlar a imputados de causas en sus causas ni otorga cupos para trasladar a detenidos en comisaría a cárceles.

Actualmente, según datos oficiales, la superpoblación en comisaría alcanza al 297 por ciento. Hay más de 4 mil presos en seccionales bonaerenses cuando hay lugar para alojar a poco más de mil

Fuentes judiciales revelaron que “desde hace tres meses, el Ministerio de Justicia provincial no entrega pulseras electrónicas a personas que cometieron un delito leve y que podrían seguir bajo proceso, monitoreadas, en sus casas”.

“La implementación de la pulsera hizo que se descomprimieran un poco los lugares de detención pero ahora la situación volvió a agravarse”, añadieron.

En tanto, los funcionarios consultados por este portal el Ministerio de Justicia bonaerense “tampoco otorga cupos para trasladar detenidos en comisarías a unidades penales. Esto hace que el hacinamiento aumente en comisarías, constituyendo una situación de peligro para los alojados y los propios policías”.

Luego del incendio de Transradio, desde el Gobierno provincial cuestionaron duramente a la Justicia a la que culparon por el hacinamiento en comisarías. Rápidamente, el Colegio de Magistrados bonaerenses respondió y señaló al Ejecutivo bonaerense como único responsable de la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *