Detuvieron como entregador al remisero que trasladaba a María Caccone

El individuo, de 44 años, fue apresado gracias a las diversas tareas investigativas de los integrantes de la Policía de la provincia de Buenos Aires, quienes establecieron que había sido el sujeto que les había aportados los datos a los delincuentes que, el jueves pasado, asesinaron de un balazo en el cuello a la infortunada víctima, en la localidad bonaerense de San Justo, en el partido de La Matanza.

Autoridades policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Matanza detuvieron a Juan Marcelo Rearte, de 44 años, el chofer que conducía el remise en el que se desplazaba, el jueves pasado, María Caccone, al estar sindicado como la persona que entregó a la mujer, para que fuera asaltada por los delincuentes. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de San Justo.

Los voceros de la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza revelaron  que Rearte había resultado herido uno de los glúteos en el episodio, aunque ahora los pesquisas lo apresaron luego de establecer que se encargó de ofrecerle los datos a los integrantes de la banda que mataron a la infortunada víctima, de 39 años, efectuándole un certero disparo en el cuello, con el objetivo de robarle 120.000 pesos, que esta trabajadora iba a depositar, para su empresa, en una sucursal del Banco Comafi, en dicha zona.

Trascendió que Rearte, quien se desempeñaba con chofer gracias a la aplicación Uber, incurrió en una serie de contradicciones en su declaración ante los funcionarios de la Justicia, mientras que imágenes, captadas por las cámaras de vigilancia del lugar, posibilitaron determinar su responsabilidad en el ilícito.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los servidores públicos de la D.D.I., apoyados por los efectivos de la comisaría de San Justo (1ª Noroeste de La Matanza), realizaron 2 allanamiento en fincas situadas en Lambaré al 4600, en la localidad bonaerense de La Tablada, donde se procedió a la incautación de un Fiat Uno Sportline gris, con la patente finalizada en 618, que fue utilizado por los malvivientes para consumar el asalto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *