Detuvieron al contador de la familia Kirchner

  Se trata de Víctor Manzanares, quien fue aprehendido por orden del juez federal Claudio Bonadío, en el marco de la causa de Los Sauces. Carlos Beraldi, su abogado, recordó que el juez se había declarado incompetente.

Víctor Manzanares, un contador que asesoró a Néstor y Cristina Kirchner, fue detenido ayer en su estudio de Río Gallegos por orden del juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa de Los Sauces, dijo el subcomisario de la Policía Federal, Adrián Lotoki, a cargo del procedimiento.

«El arresto se produjo, en el estudio contable que este posee, en la calle 9 de julio al 100 de la ciudad de Río Gallegos, acusado por falsificación de documento público en el marco de la causa Los Sauces, en la que está procesado por presunta asociación ilícita y lavado de dinero», informó la Policía Federal.

El detenido quedó a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11 a cargo de Claudio Bonadio, secretaria Nº 21 a cargo de Enrique Rodríguez Varela, quien dispuso que sea alojado en la Delegación Río Gallegos para posteriormente ser trasladado a los tribunales de Comodoro Py.

«No sabemos bien cuál es la imputación» que derivó en la detención del asesor contable de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, expresó esta mañana su letrado, Carlos Beraldi, y aseguró que su defendido no incurrió en ningún entorpecimiento de la investigación ni presentaba peligro de fuga que ameritaran su arresto.

«Siempre estuvo a derecho, lo fueron a buscar su domicilio y lo encontraron en su domicilio», dijo Beraldi, quien recordó que, desde que se inició la investigación de los negocios inmobiliarios de la sociedad Los Sauces, de la familia Kirchner, con empresarios adjudicatarios de obra pública, «recibió tres allanamientos y siempre colaboró en todas la diligencias».

Por otra parte, Beraldi -quien también representa a Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos en este expediente- puntualizó que Bonadio se declaró incompetente en la causa a comienzos de abril pasado, tras procesar y embargar a la ex presidenta, a sus hijos y a otra veintena de imputados, por lo que señaló que «en esta causa no sabemos qué sigue haciendo».

En esa causa se investiga si la familia de la ex presidente Cristina Kirchner cometió el delito de lavado de dinero y cobro de coimas a través de alquileres que pagaban empresarios beneficiados por la obra pública, entre ellos Lázaro Báez y Cristóbal López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *