Despedido por ser grosero con compañeras, no recibirá indemnización

La Cámara Nacional en lo Laboral rechazó la demanda de indemnización e impuso las costas del juicio a un empleado que fue despedido por mostrar sus genitales a compañeras de trabajo, confirmaron fuentes judiciales. 

El tribunal recordó, además, que F.G.C. fue cesanteado de la firma Close Up S.A., con sede en esta capital, por los insultos que dirigió a una de las trabajadoras y las «groseras cargadas» a una compañera por su exceso de peso y su color de piel, además de haber bajado su rendimiento laboral.

La Sala III de la Cámara consideró que, con los elementos de prueba, quedó demostrada la causa central del despido dispuesto por la empresa «por el proceder (del demandante) en relación con algunas de sus compañeras de trabajo».

C. fue despedido el 25 de octubre de 2007 por «haberse bajado los pantalones y mostrar su miembro viril» a las señoras M.M. y M.C., «haber tocado un seno» a la primera, proferir «insultos» a la segunda, dirigir «groseras cargadas» a otra por su problema de obesidad y tez morocha y por su «notoria baja de productividad».

El demandante había apelado la sentencia de primera instancia, que también le fue adversa, argumentando que no se aplicaron los principios del derecho laboral que favorecen al empleado.

C. negó los hechos y se quejó también porque se consideraron acreditadas las causas de su despido a pesar de que ninguno de los supervisores de la empresa había notado nada.

La testigo de la que el despedido se burlaba por su obesidad afirmó que su ex compañero de trabajo fue «muy agresivo y discriminatorio».

«Todas las testigos coinciden en que no habían informado a sus superiores de tales hechos» con anterioridad al despido «por miedo a la reacción» de C., consideraron los camaristas Ricardo Guibourg y Elsa Porta.

El hecho de que los supervisores de la firma no hayan presenciado las agresiones se debió a que C. «procedía de tal manera» cuando aquellos no estaban en el lugar de trabajo, evaluaron los camaristas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *